Ilustradoras en la revuelta: Sabina Ahumada y Sofía Flores Garabito

Imagen: © Sabina Ahumada

Para nadie que haya estado atente a las manifestaciones artísticas que han tenido lugar durante la Primavera de Chile es desconocido que la ilustración ha ocupado un lugar destacado. Son numeroses les ilustradores que utilizan tanto las redes sociales como la calle como soporte para su arte, y si bien se trata de artistas de estilos muy disímiles, a todes parece unirles el sentido de urgencia. Acaso esa urgencia sea la de participar de la creación de un nuevo imaginario popular o de darle expresión visual a una época. O simple y llanamente poner su arte al servicio del movimiento social. Para tratar de entender este fenómeno y reflexionar sobre su oficio en este contexto, contactamos a dos ilustradoras cuyo trabajo hemos seguido de cerca.

En el caso de Sabina Ahumada, su trabajo encuentra raíces en la tradición del arte popular, de ahí que, no conforme con el soporte papel, sea posible encontrar reproducciones de sus ilustraciones en calles de Santiago como una forma de intervenir el espacio público y asimismo democratizar el arte en tiempos de movilización. Por su parte, Sofía Flores Garabito es una dibujante cuyas viñetas más recientes buscan traducir en imágenes los sueños (y pesadillas) de chilenos durante la Revolución de los Treinta Pesos.


Sabina Ahumada
Instagram: @sabina.ahumada

La urgencia por dibujar en tiempos de protesta se enmarca dentro de la lucha por la imagen. Así, la labor del ilustrador brota del poderoso fenómeno de mirarnos. Combatimos desde aquella dimensión del conflicto donde las formas y colores también son discurso político.
El ilustrador aporta en la construcción de una imagen de nosotros mismos que refleje la tensión y el equilibrio de aquellas fuerzas en disputa. Recogiendo la poética de las calles, de los rostros y de los gritos comienza un ejercicio por movilizar emociones y experiencias hacia nuevos lugares comunes.
La ilustración responde a una intencionalidad y un gesto. De esta manera, devolver aquellas imágenes a la calle es sumar voces a un clamor masivo. Es ocupar como lienzo el cemento de edificios y monumentos, interviniendo sus códigos y ceremonias. Es dejar que la imagen dialogue con los transeúntes, quienes hoy conversamos sobre ser ciudadanos con las paredes.

Foto 1 Sabina Ahumada

Foto 2 Sabina Ahumada

Foto 3 Sabina Ahumada

 

*

 

Sofía Flores Garabito
Instagram: @sofiafgarabito

Dibujar para dejar registro de la historia (para no olvidar), para difundir información, para levantar la moral, para transformar la rabia en creatividad.

 

Sueño de José

 

*

 

Sueño de Igor

 

*

 

Sueño de Igor