Foto/video: la imagen ante la incertidumbre

Imagen: © Bárbara Salgado

El grito en la garganta, el desgaste físico. No poder dar con las palabras. En este número, ante la emergencia quisimos contar con otras voces, otras miradas. Invitamos a fotografxs a compartir con nosotros parte de su trabajo en un ejercicio de comunión. De paso, les pedimos que reflexionaran sobre la importancia de la imagen.


Juan Pablo Martínez Soto (Santiago, 1994). Licenciado en diseño.
Instagram: @martinezsoto.tuto

Es esencial en estos tiempo dejar registro de lo que está pasando, no solo como una denuncia ante la violación sistemática de derechos humanos de parte del Estado, sino también como una forma de generar archivo, dejar registro de las expresiones del pueblo, la unidad, y esta pérdida histórica del miedo. Personalmente el miedo es un paralizante, es arriesgado salir con la amenaza de perder un ojo, por lo que mi registro no está en la primera línea (pacos, balines, piedras y capuchas), pero intento aportar con la fotografía de un momento que refleje a esas personas que, como yo, a pesar de no enfrentarse directamente a la fuerza, se volvieron valientes y salieron de la comodidad de la «normalidad» y quieren ser parte del cambio y se atrevieron a ver al otrx no como una competencia, sino como un hermanx de canto, de bandera, de la dignidad robada. Es por esto, y como la memoria es frágil, sobre todo en estos tiempos, que la fotografía está ahí para ser un archivo de la memoria, un momento congelado en el tiempo, un detonante para recuerdos futuros, un recuerdo de que nunca más nos pasarán por encima.

Foto 1 Juan Pablo Martínez

Foto 2 Juan Pablo Martínez

*

Bárbara Salgado (Sao Paulo, 1987). Fotógrafa autodidacta, residente en Chile desde el 2000.
Proyectos en marcha:
Serie Chile GRITA: recopilación de street art, rayados, grafitis que nacieron a partir del estallido social del 18 de octubre del 2019.
Registros de marchas: 8M / 18oct.
Trabajos fotográficos en colaboración con Dementica Clothing, marca feminista de lencería hecha a mano.
Instagram: @debarbarasalgado

La fotografía cumple con ser la verdad congelada y eterna de un momento clave. Refresca la memoria de quienes vivimos ese instante y planta una semilla como una bomba de emociones y sentimientos en el pecho de generaciones futuras, con la esperanza de que no se repitan errores y terrores.

Foto 1 Bárbara Salgado

Foto 2 Bárbara Salgado

*

Bárbara Torres, 25 años.
Instagram: @desintegracion

He ensayado en fotografía analógica desde el dos mil diez. En el error he encontrado extrañas bellezas que han atrapado mi interés, o quizás es una forma de autoconsolarme por aprender tan lento.
A raíz de las fuerzas represoras desplegadas en Chile, surge @fotografasorganizadasind como forma de cuidarnos y visibilizar nuestro trabajo visual y el de otras mujeres y disidencias. Luego, también se desprende un pequeño grupo de quienes aún trabajamos en el formato analógico, donde publicamos como @femanalogicas. Mucho amor he encontrado ahí..

La imagen nos duele, nos sangra encima
grita venganza, nos revuelve el estómago, las ideas.
Porque la fotografía siempre ha querido representar fielmente la realidad
Congelarla, atrapar el momento para buscar ser carnosa de nuevo
volverla viva en cada nuevo recorrido
de un par de ojos, de un par de mundos.
Pero el fuego, sin embargo
el ardor en la mirada
el apañe entre las manos negras de ceniza, la resistencia del que no volvió
no podrá volver a ser en un archivo digital
en un video, ni un relato.
Pocas semanas atrás quise retratar un momento en Providencia. Puse la cámara en mi ojo, busqué la perspectiva que creía necesitar y unos segundos después me detuve: ninguna imagen podía ser tan bella como existir ahí, o un poco más allá, con rostros cada día más familiares.
Lo anecdótico nos conmueve, respaldamos nuestra historia con la imagen.
Visitaremos mil veces el archivo,
mas la piel gruesa
la bastarda policía
el calor de lo incendiado
las ideas punzantes
la muerte de tu hermano
el amor de quien te espera al regresar
los gritos de rabia
la esperanza
jamás serán encerrados en la imagen.
La resistencia de nosotros los pobres no será encontrada por ninguna llave que pueda guardarla.

Foto 1 Bárbara Torres

Foto 2 Bárbara Torres

*

Luis Antonio
Instagram: @luisvntonio

Para entender la importancia de la imagen (imagen, en este caso, se refiere tanto a fotografías como ilustraciones, videos, etc.) en nuestros tiempos debemos acercarnos primeramente al problema mayor ligado a esta: la desinformación y la utilización de los medios. Es bien sabido que los espacios de difusión oficiales están altamente manipulados, y que estos muestran los movimientos sociales desde la criminalización; si bien a lo largo del mes esto ha ido cambiando, principalmente debido a la alta presión social, no debemos dejar de tener en mente esta característica. Ante esta situación surge la cultura de la contrainformación, y es ahí donde entran en juego las imágenes. Durante este mes nos hemos visto bombardeados por registros del actuar descarnado de los agentes del Estado hacia la ciudadanía, imágenes y videos tomados por civiles anónimos. Por otra parte, mediante estas personas a través de sus registros vemos la belleza que hay en toda esta revolución, sus diferentes matices combativos y el espíritu de unidad que se respira. Las imágenes compartidas a través de redes sociales adquirieron importancia al convertirse en el único medio fiable para saber lo que sucede en las calles.

Soy estudiante de Pedagogía en Artes Visuales y me dedico principalmente a la fotografía callejera analógica. Durante este mes he tenido un acercamiento fotográfico a las manifestaciones sociales, pero más bien desde una forma bastante tímida, a la vez estoy experimentando con el video utilizando una filmadora de cinta MiniDV. Mediante la fotografía callejera me fijo en sujetos y cómo estos se desenvuelven en un espacio específico en el que están insertos. Comúnmente pongo mi foco en personas que lucen interesantes y disruptivas, ya sea física o actitudinalmente. Dentro de las manifestaciones el ojo debe cambiar, ya que a pesar de que hay miles de personas, el ánimo y las expresiones físicas se vuelven homogéneas dentro de la masa; bajo esta premisa me he tenido que replantear la forma de encontrar escenas interesantes para fotografiar. En el caso del video, mi mirada es distinta, ya que es un lenguaje que estoy explorando, por lo tanto me tomo más libertades. La selección se compone de diferentes imágenes que he tomado durante este mes, desde la noche del viernes 18 de octubre cuando todo comenzó hasta las manifestaciones más recientes a través del video.

Foto 1 Luis Antonio

Foto 2 Luis Antonio

*

Camila, 24 años. Diseñadora gráfica y fotógrafa.
Instagram: @ceffaleas

Teniendo en cuenta la importancia que ha tenido la imagen a través de nuestra historia, podemos sobre todo en este contexto de agitación social resaltar su momento cúlmine de representación. Ya sea desde una imagen fotográfica hasta una pictórica, la forma en que la imagen se ha posicionado estos días es muy clara.

Puede ser una forma de reflejar lo que cada persona vive y siente en este momento de manifestaciones, y así poder mostrarlo a los demás. La fotografía y la acción gráfica, que es el área donde me desenvuelvo, son una forma de poder manifestarme desde lo más profundo y en paralelo con lo presencial que conlleva el movimiento. Estas fotografías las tomé las primeras semanas del estallido social y creo que muestran sobre todo la forma en que nos comenzamos a apropiar del espacio público corporalmente y mostrar nuestro sentir de descontento con un sistema que nos logró alejar de la esencia que tiene el estar (cuerpo) presente en cambios y decisiones con respecto al territorio a cual todos pertenecemos.

Foto 1 Camila Venegas

Foto 2 Camila Venegas