Adelanto: Nada significa nada [Carmen Avendaño]

Nada significa nada, próximo a ser reeditado por Ediciones Moneda en Viña del Mar, cruza la sentencia y el aforismo por medio de la antítesis. De esta manera, Carmen Avendaño, valiéndose de una radical economía del lenguaje que dialoga quizá con los poemínimos de Efraín Huerta, busca agrietar el total de las posibilidades semánticas.


Nada significa nada.

 

*

 

Descienden del pájaro
el avión y el ángel.

 

*

 

Los árboles crecen hacia la ausencia.

 

*

 

¿Qué sueño terrible enderezó
la inclinación de la montaña
en la columna del templo?
La pesadilla del mar
el terror del naufragio.

 

*

 

Si develáramos a Dios como la madre que es
sería más fácil desobedecerle y amarle.

 

*

 

Para llegar a la utopía del presente
hay que pasar por la realidad de la memoria.

 

*

 

¿Cómo es el tiempo libre?
(pregunta para una música nueva)


Foto Carmen AvendañoCarmen Violeta Avendaño (Santiago 1976). Ha publicado Más allá de la palabra cielo (Monterrey, 2002), Madre sol (Morelia, 2006), Adiós Rimbaud (Monterrey, 2013), Enciclopedia de la vida animal representada (Monterrey, 2014; con el colectivo Animal de Pintura; bilingüe), Nada significa nada (Libros del Perro Negro, Santiago, 2017 / Ciudad de México, 2018). Responsable de Ediciones Moneda en Viña del Mar.