Traducciones: Poemas de Carl Rakosi [versiones de Tito Manfred]

Nacido en Berlín de padres judío-húngaros, Carl Rakosi llegó a temprana edad junto con su familia a vivir a Estados Unidos, donde tras ingresar a la universidad comenzaría a escribir poesía y, tiempo después, formaría parte de ese grupo de poetas que recibió el nombre de objetivistas (término del que sospechaba por agrupar autores con estilos muy diferentes). Su vida estuvo marcada, al igual que en varios de sus compañeros de grupo, por las tensiones entre escritura y compromiso social y político, lo que detonó un largo hiato de más de treinta años en los que no habría escrito ni leído poesía. Este silencio se rompería en 1967 con la publicación de Amulet. Último sobreviviente de la primera generación de objetivistas, murió en San Francisco en 2004 a la edad de 100 años.

Los dejamos con cinco poemas de Rakosi, en versiones de Tito Manfred.


Experimento con una rata

Cada vez que rozo ese resorte
suena una campana
y un hombre sale de una jaula
diligente y perspicaz
como nosotras
y me trae queso.

¿Cómo cayó
en mi poder?

*

Un poeta menor no notoriamente deshonesto

Nah, Bunting, un poeta astuto
no tan notoriamente menor en
cuyos ojos
no entró ningún hombre,
su sonrisa
un niño de seis.
Pero ¿qué es
lo que el zorro
acecha con
esa mirada de asombro?
Antípodas ligeramente furiosas
han enrojecido esta cara.
El robusto campesino.

*

Poema

Las hormigas vinieron
a escudriñar
la serpiente
de Gopher muerta,
mordisquearon
las vísceras
y se apresuraron
con la boca llena
agitando las salvajes
antenas.

Se apagaron polillas,
pulularon escarabajos,
zumbaron moscas
en el estómago.

Tres cuervos
tiraron, arrancaron
y salieron disparados
a su roble
con el cuero.

En las casas
hombres, mujeres y niños
masticaban carne.

¿Quién dijo
«Lo maravilloso del mundo
es su inteligibilidad»?

*

Pruebas en acero y vidrio

«Si abres el cerebro
desde donde surgieron Salomón y Aristóteles
y separas los labios
en la cisura de Silvio,
aparecerá un triángulo
de corteza.
Esta es la ínsula de Reil».

Bien dicho, anatomista.
Somos todos cuidadosos, hombres de la tierra
(un ciego puede sentir un poste).

Así Newton reflexionó sobre la caída de las manzanas
y un mixteco esculpió un humanista en hueso de jaguar.

«Cuán feliz fui»,
escribió el científico tras una larga dolencia,
«cuando de nuevo
tuve algo para investigar».

*

La gente de campo nunca aprende

Son iguales en todas partes.
Este que maneja
su carreta a lo largo del Danubio,
¿por qué debería renunciar
a sus amables ovejas,
y a sus campos abiertos,
y a la vista de cabras
en los Cárpatos
por una guerra extraña
en una tierra extraña?


Versiones originales

The experiment with a rat

Every time I nudge that spring
a bell rings
and a man walks out of a cage
assiduous and sharp
like one of us
and brings me cheese.

How did he fall
into my power?

*

A minor poet not conspicuosly dishonest

Nay, Bunting, a crafty poet
not conspicuously minor into
whose eyes
no man entered,
his smile
a boy of six.
But what’s
the fox
lurking in
that look of wonder?
Antipodes slightly mad
have flushed this face.
The hardy peasant.

*

Poem

The ants came
to investigate
the dead
bull snake,
nibbled
at the viscera
and hurried off
with full mouths
waving wild
antenae.

Moths alighted,
beetles swarmed,
flies buzzed
in the stomach.

Three crows
tugged and tore
and flew off
to their oak tree
with the skin.

In every house
men, women and children
were chewing beef.

Who was it said
“The wonder of the world
is its comprehensibility”?

*

Testing on steel and glass

“If you open the brain
from whence sprang Solomon and Aristotle
and separate the lips
in the fissure of Sylvius
a triangle of cortex
will appear.
This is the Island of Reil.”

Well put, anatomist.
We are all careful, men of earth
(a blind man can sense a post).

Thus Newton pondered on falling apples
and a Mixtec carved a humanist in jaguar bone.

«How happy I was,»
wrote the scientist after a long illness,
«when once again
I had something to investigate.»

*

Country people never learn

They are the same everywhere.
This one driving
his cart along the Danube,
why should he give up
his good sheep
and his open fields
and the sight of goats
on the Carpathians
for a strange war
in a strange land?


Foto Carl RakosiCARL RAKOSI (Berlín, 1903 – San Francisco, 2004). Poeta estadounidense de origen judío-húngaro, considerado dentro del grupo de poetas objetivistas, donde coincidió con Oppen, Reznikoff y Zukofsky, entre otros. Publicó Amulet (New Directions, 1967), tras un silencio de más de treinta años, The Collected Poems of Carl Rakosi (The National Poetry Foundation, 1986) y Poems 1923-1941 (Sun & Moon, 1995), entre otros libros.

Tito ManfredTITO MANFRED (Arica, 1983). Ha publicado el ebook 13 poemas (2016) y el libro Los peces se dirigen a las redes de pesca (2018). Recibió la beca de creación del Fondo del Libro en 2016. En 2017, ganó el premio Publicación Digital, que entrega el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, por 13 poemas. Es editor de la revista Jámpster y dirige la editorial del mismo nombre.