Adelanto: Procedimientos [Camilo Brodsky]

Fecha, nombre de la fuente, disposición del texto apropiado en versos. Tal es la fórmula que utiliza Camilo Brodsky en Procedimientos, título que viene a cerrar la «trilogía de la violencia» iniciada con Whitechapel y La noche del zelota. A partir de la apropiación de textos noticiosos extraídos de Internet, Brodsky compone un libro donde la política converge con los hechos de sangre y que lo confirma en la línea de poetas como Carlos Soto Román y Jaime Pinos.

A la espera de la inminente publicación de Procedimientos por Libros del Pez Espiral, los dejamos con estos poemas de adelanto.


[lunes 6 de octubre 2014, Cooperativa.cl]

Dayana Escobar Andrade, de siete años
fue golpeada & sumergida en una tina para hacer
frente a una posesión. El subprefecto

Pedro Calderón de la Brigada
de Homicidios de Rancagua confirmó
que la policía está investigando a un pastor
evangélico cercano a la madre
de la niña que el sábado
murió en Machalí
en medio de un aparente ritual de sanación.

Dayana Escobar Andrade, de siete
se presume fue golpeada por su madre & hermana mayor
para limpiarla de una posesión.

Calderón agregó que encontraron
una capilla en el lugar
por lo que se está indagando si hay
fanatismo religioso en este crimen:

Hemos encontrado algunas cosas

como biblias ─declaró.


[martes 21 de octubre de 2014, La Vanguardia.com]

Thiago Henrique Gomes da Rocha
un guardia de seguridad de 26 años que se encuentra preso
tras haber confesado el asesinato de 39 personas en Goiania
—la región central de Brasil— ha preguntado
a la policía si puede matar
a otros presos en prisión.

Según Eduardo Prado, el agente
que está al mando de la comisaría donde se encuentra
el presunto asesino preguntó
si en caso de matar a otros presos debería
responder por ello.

Thiago sentía una rabia muy grande
proveniente del bullying que sufrió en su infancia & los abusos
sexuales que un vecino cometió
contra él cuando tenía 11 años de edad.

Su procedimiento habitual para cometer los asesinatos era
conducir una motocicleta & sin quitarse el casco
disparar a un peatón con una pistola & acabar
con su vida.

Entre sus víctimas hay varios
gays & mendigos.


[lunes 27 de octubre de 2014, Diario RED Digital.cl]

Casi al atardecer del 19 de octubre de 1973
el grupo de soldados baja con displicencia los 26 cadáveres de un camión.

Cerca de ahí, detrás de los cerros
está la carretera que une Calama con San Pedro de Atacama.

Víctor Gutiérrez Ramírez, 19 años
cabo del Ejército & hombre de confianza del teniente Contreras
bebe un sorbo de pisco puro que le fue entregado para darse valor.

Tras esto se echa un cuerpo a la espalda & camina lento

zigzagueando.

La fosa, que ya está dispuesta
es de un metro 80 de profundidad & una dimensión
comparable a un jacuzzi.

Apila el cuerpo que minutos antes fuera acribillado
por fusiles SIG & respira.

Repite la acción un par de veces.

Minutos más tarde sube al camión militar para perderse en el desierto.

Han pasado casi 40 años de este hecho. Hoy
Víctor Gutiérrez
58 años
quien mantiene la profesión de docente de francés
casado & cuatro hijos
decidió revelar ese período de su vida.

Algunos prisioneros fueron acribillados
en ráfaga de 20 tiros por fusil:

sus cuerpos quedaron destrozados.

A uno de los prisioneros le dispararon
en el bajo vientre & su cuerpo
se vino hacia adelante;

a puras ráfagas lo levantaron.
Todos los cuerpos soltaron los esfínteres.

El acto más infame lo comete
un cabo de apellido Concha:

Con su corvo le cortó el dedo anular a algunos cadáveres
para extraerles el anillo de matrimonio.

Mientras cortaba, el cabo decía:

este oro servirá
para la reconstrucción nacional.


[martes 4 de noviembre de 2014, Sinembargo.mx. Segunda entrega]

Otro documento, este elaborado por la Comisión
Nacional de los Derechos Humanos, también
en poder de este medio, da cuenta
del mismo hecho:

Entre las 00:00 & las 00:30 horas del día
27 de septiembre de 2014, de acuerdo
a lo señalado por los testigos arribaron
al hospital particular elementos
de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Dichos servidores públicos les retiraron
sus teléfonos celulares & playeras;
además les pidieron sus datos generales & tomaron fotografías; al observar
que había un estudiante herido solicitaron una ambulancia & les ofrecieron
una disculpa bajo el argumento de que los habían confundido
por lo cual les regresaron sus pertenencias & se retiraron del lugar.

Momentos después los estudiantes
comenzaron a solicitar servicio a los taxistas que circulaban por el lugar
a fin de trasladar a Edgar Andrés Vargas
a otro nosocomio para que se le proporcionara atención médica
negándose algunos de ellos bajo el argumento
de que tenían órdenes de no apoyar a los normalistas.


[sábado 20 de diciembre 2014, El País.com.uy. Primera entrega]

Los llevaba en el morral. Nos quedamos mirando la maratón hasta la noche.
Subimos por Luis Alberto de Herrera & tomamos un taxi hasta el barrio La Chancha.
Eran como las 23 horas.

Cuando nos bajamos, fuimos para el lado de la ventanilla del chofer
como si fuéramos a pagar. No le dijimos nada.
Saqué el arma 38 de color negro & le disparé a la cabeza.

No sé por qué parte le entró la bala.

El taxista no dijo ni atinó a nada.
Nicolás me quedó mirando. No pensó que yo iba a tirar.
Al taxista lo pusimos en la valija.
En ese momento, Nicolás gritó algunas cosas
para que escucharan los vecinos.
Me subí al volante.
El taxi lo manejé yo & Nicolás iba de acompañante.

Fuimos hasta la casa de mi madre, en la calle Colibrí.
Allí estaba el Oreja, que nos ayudó a arrancar el taxi.
Yo le di uno de los celulares que sacamos al taxista.

Pasamos por un bar en Maroñas donde estaba mi madre.
Vimos que estaba ahí pero seguimos de largo.
No sé si mi madre me vio porque yo iba manejando.

En Maroñas quemamos al taxi.

Usamos un cartón & polifón & le prendimos fuego.

Luego fuimos a la casa de mi suegro que también
queda en el asentamiento La Chancha. Nos levantamos
a las cinco de la mañana para evitar los allanamientos de la Policía
& nos fuimos a la casa de mi abuela en el Borro.
Mi madre se fue a una casa que compró en Piedras Blancas.
Se mudó porque le dio miedo lo que le hice a la gurisa.


[miércoles 4 de febrero, 2015. Yucatán.com.mx]

Un monje momificado hace 200 años no está muerto
& se encuentra en un raro estado de meditación
según un experto allegado al Dalai Lama.

Un monje momificado, hallado en posición de loto en Mongolia
no estaría muerto, según manifestó un médico especialista
que es también médico del Dalai Lama.
De acuerdo a las declaraciones de Barry Kerzin, el monje
momificado estaría en realidad a un paso de transformarse en un Buda
de la vida real.

Los restos momificados fueron hallados el 27 de enero
en la provincia de Songino Khairkhan.

Si bien los exámenes forenses no han sido aún completados
se especula que la momia tiene alrededor de 200 años de antigüedad
& se ha preservado con piel de ganado.

El cuerpo momificado del monje se encuentra
en posición de flor de loto realizando
una meditación muy profunda, según un experto.

El doctor Barry Kerzin insiste
en que el hombre momificado se encuentra
en una meditación muy profunda & un estado espiritual
raro & muy especial conocido
como tukdam.

El caso, por espectacular que resulte, está lejos
de ser el primero en la historia:

durante los últimos 50 años se produjeron
alrededor de 40 casos similares solamente en la India
con monjes tibetanos.

Tuve el privilegio de cuidar de algunos meditadores que se encontraban
en un estado tukdam, dijo Kerzin según el informe publicado por el diario
Siberian Times.

Si la persona es capaz de permanecer en este estado durante más de tres semanas
—lo que rara vez sucede— el cuerpo se reduce poco a poco & al final
todo lo que queda de la persona es el cabello

las uñas

la ropa.

Por lo general, en estos casos
las personas que viven junto al monje pueden ver un arco iris
que brilla en el cielo durante varios días.
Esto significa que se encontró
un ‘cuerpo de arco iris’.

Este es el estado más alto
cerca de la Budeidad

explica Kerzin.


Foto Camilo BrodskyCAMILO BRODSKY (Santiago, 1974). Investigador, editor, poeta y guionista. Licenciado en Estética e Historia del Arte (PUC), donde también cursó estudios en Literatura y Lingüística Hispánica. Entre sus publicaciones de poesía están Las puntas de las cosas (Cuarto Propio, 2006), Whitechapel (Das Kapital, 2009) y La noche del zelota (Das Kapital, 2013). Recibió la beca de creación literaria del Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2005). Además, obtuvo el Premio Municipal de Literatura (2010), Premio Mejor Obra Literaria en poesía inédita (2011). Entre 2012 y 2013 fue miembro del comité editorial del periódico El Desconcierto, donde además se desempeñó como editor de cultura.