Extracciones: Insistencia del día [Víctor Quezada]

El libro de la esperanza (y la espera), escrito con los ojos de quien sueña –distinto, sin embargo, del libro de los sueños–. Del amor entendido como diferencia, que es una forma política de amar.

El método: escribir por cuarenta días como la primera cosa que haga al despertar (pues toda tarea que se emprenda por cuarenta días queda por siempre). Un libro incompleto (a lo sumo finge comenzar y terminar), que podría ser parte de ese libro pura escritura que –incansablemente otro– todavía no es alguno: el diario abierto, el álbum, “no el último, sino el suplementario, el más íntimo y el más querido”.

Veamos, entonces, los resultados del poema pensado como proyecto, como ensayo, como actitud, como intento, como método, como la Insistencia del día (Komorebi Ediciones, 2018), lo último de Víctor Quezada.

 

 


 

Cubierta Insistencia del día (Víctor Quezada)

Poemás extraídos de Insistencia del día (Komorebi Ediciones, 2018)

 


 

 

[Se escriben libros para decir que uno está solo en el mundo]

Se escriben libros para decir que uno está solo en el mundo
que el día se hace más largo cuando uno está solo
se escriben libros para constatar la presencia de las cosas
para decir
……………..estoy por fin conmigo
……………..rodeado por las cosas

José Ribamar Ferreira por ejemplo escribió
………la falta de afecto
………la búsqueda de amor en las cosas
………en la muda carne de las cosas

y sí
…………tal vez haga falta estar solo José
para llegar a decir lo que nos falta
……………………………………………………………….por decir:

los libros –como las ciudades–
………….no comienzan ni terminan
a lo sumo fingen comenzar y terminar o
todo es diferente bajo el sol
aunque cada cosa esté en otra a su manera (puede ser)
………y de manera distinta
………de cómo está en sí misma

ya de largo la pregunta por el libro –llamémoslo así–
“el poema”
ha dejado de ser qué quiero / qué deseo
escribir o
………¿a quién escribo?
………¿a quién contarle
………una maravillosa historia humana?
reemplazada por otra –quizás– definitiva
Ribamar

se escriben libros (cartas de renuncia
………………de amor amenazas
………………de muerte epitafios
………………la larga mamada del discurso epidíctico)
para decir que uno está solo en el mundo
esperando
–bajo los cielos de la ciudad extranjera–
a que llegue la tarde

de pronto –en algún momento– algo cae (¿el sol?)
y nos despierta a la indiferencia del día

¿se puede hacer algo más que luchar por la vida
……..Ferreira / Gonzalo?
allí donde “hacer algo” / “luchar” solo puede entenderse como “decir” o
“escribir” –descoyuntado el cuerpo
………………………………en cama–
convencido de que hago
….la última cosa
….de la vida

…………….descoyuntado el cuerpo
…………….en cama
………desmembrado
………en el cuenco
………de la noche donde
………las cosas
………practican su promiscuidad primitiva

las montañas son de una oscuridad indescriptible
una sola gota de lluvia contiene la historia
de las miradas
………hay mayor sabiduría en la cosa que cae desprendida
del árbol a mediodía del mes más cruel
que en todos los pássaros migratorios

………………………(son distintos saberes though
………………………………………………herencias
………culturales heterogéneas
………el patrimonio inmaterial de una pluma no tiene
………………comparación alguna
………con la fatalidad de las cosas
………–son incomparables quiero decir
………………………………….peras / manzanas recuerda
………………………………o apodrecer de uma coisa
………………………………de fato é a fabricaçao
………………………………de uma noite:
………………………………………………………………seja essa coisa
………………………………uma pêra num prato seja
………………………………um rio num bairro operário–)

……..hasta que de pronto algo cae y se quiebra y nos despierta a la indiferencia del día

a nosotros
los que no nos incorporamos del todo
pegada la cama a la espalda
el brazo adormecido en el rostro
las cicatrices del sueño
………………………………sedientos

…………(el amor
……..a veces
……..llega a ser
……..un objeto / una idea
……..–clara y distinta–
………………………………..bajo el sol).

 

 

 


 

 

[Todo se desprende de la montaña]

Todo se desprende de la montaña

(que es una oscuridad indescriptible)

el reverso de cada cosa y su canto sin destino
el barullo arbitrario de las nubes
en los días de tormenta el mirlo

…………….(entre yo
…………….–el que escribe–
………………..y la montaña
…………descansa el deseo de escribir
…………………………..montaña
……..para que rompa la tierra
…………..se eleve
bajo tus pies)

………………..los incisos entre rayas suponen
………………..un aislamiento mayor
………………..respecto del texto que interrumpen
………………..que los que se escriben entre comas
………………..pero menor
………………..que los que se escriben entre paréntesis

las grúas transportan pesados objetos
alzan pequeñas montañas / montículos
de donde los solitarios se lanzan
en busca de la tarde

estamos recostados sobre el asfalto
todo termina me dices todo
…………….se transforma
…………….en una noche

en pasos regulares / esquemas
luminosos signos discretos
los solitarios imitan la aparente
…………danza del día
la continuidad aparente
…………del sol

……………………un texto puede corresponder
…………como un gorrión
………………………..a los representantes prototípicos de la categoría
…………..(los pássaros)
………………………………..pero un mirlo es de una oscuridad indescriptible

entre la multiplicidad
que percibimos como cosa
y su ocurrencia lingüística
……………………descansa
………………………………el pedazo de tierra que nos sostiene
……………………se yergue la montaña
……………………brilla esa cosa
……………………….expuesta a la acción erosiva del tiempo
………………………………………………que llamamos amor
……………………(no llores
………………………….la naturaleza
…………………………dolorosamente ausente
………………..aparece aquí
………………..por un instante).

 

 

 


 

 

[o menos que eso]

…………………………………….o menos que eso
………………………una tibieza preverbal
……………………………..una brisa

aun dormidos
uno sobre el otro en este cuenco oscuro………………..oscuro
……………………………….más que oscuro
…………………………………….claro
aun despiertos en el árbol circula un bosque
infinito y verde
a la hora del crepúsculo

por la extremitas cae el cuerpo
hacia la idea / el instante
……………………………….de su muerte
………………………………………………………………..más allá
………………………………………………………………..de sus extremos

hacia la orilla
que golpea
más allá

pocos motivos hay para caer
…………….–en la desesperación las trampas
…………….del lenguaje o
…………….los peligros de la nostalgia–
……………………………………………aunque algo hay yo te diré
……………………………………………que te conduce a repetir un acto equivocado

…………………………………….el sol cae y la hoja cae
…………………………………….por su propia borda

……………………………………………para sentir que existes
……………………………………..porque eres desdichado por ejemplo

todos los días son todos los días
así como todos los hombres son todos los hombres
pero una hoja nunca
es una hoja
ni todas las hojas

………………..una hoja cae sobre sí misma
………………..de manera distinta a como cae
………………..muerto un pájaro
………………..o en medio
………………..de esta selva selvaggia
………………..un árbol ¿cuándo cae un árbol en la selva?

una hoja cae
y anuncia el colapso del día

 

 

 


 

 

 

La escritura del alba, sonido destinado a perderse con la marcha del día.

§

Abajo, la escritura del tiempo avanza mientras caemos.

§

El canto de los pájaros transporta el rumor de las cosas. Sin destino, se embelesa, expande y contrae, llena el cuenco del mundo.

§

Las cosas permanecen en sí mismas, se preparan para contener el sol.

§

Un pájaro –ennegrecido por la luz que asciende– pasa sobre mi cabeza. Es el último vestigio de la noche.

§

Revienta el alba y todo cae en su sitio.
El día finge su continuidad: caótica danza que los solitarios imitan en pasos regulares, esquemas, luminosos signos discretos.

§

Entre la montaña y yo, media un haz de luces, tiempo, mi deseo de decir montaña, para que –al nombrarla– rompa la tierra, se eleve bajo tus pies.

§

La cáscara del cielo resquebraja en arreboles por donde la luz penetra: es el mundo que nace al día.

§

Las grúas giran sin razón aparente, mueven objetos de un lugar a otro, modifican el orden del mundo.

§

El mundo cae. Un pájaro tira del resto de los pájaros.

§

Una nube –pequeña, dorada– posada apenas sobre la línea de la montaña, anuncia la salida del sol, la insistencia del día.

 

 

 


Víctor QuezadaVÍCTOR QUEZADA (Antofagasta, 1983) Ha publicado los libros de poesía Veinte (La Calle Passy 061, 2004), Muerte en Niza (Marea Baja, 2010) y Yoko (Libros del Perro Negro, 2013), estos últimos reunidos el año 2016 bajo el título Marón Americano (La Calabaza del Diablo), además del conjunto de prosas Compost (2013, http://www.compostlibro.org), el relato Bulto (Libros del Perro Negro, 2016) y el libro de ensayos Contra el origen (Marginalia Editores, 2016). En la actualidad, desarrolla el proyecto en línea Diario abierto, disponible en http://victorquezada.cl.