Adelanto: La marcha hacia ninguna parte [Tania Favela Bustillo]

 

Portada La marcha hacia ninguna parte

 

El jueves 2 de agosto a las 19:00 h se presenta en Santiago el libro La marcha hacia ninguna parte de la poeta mexicana Tania Favela Bustillo, título que inaugura el catálogo de la editorial valdiviana Komorebi Ediciones.

El evento tendrá lugar en el Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la USACH (Román Díaz 89, Providencia). Las presentaciones correrán por cuenta de los poetas Julieta Marchant y Felipe Cussen.

Desde Jámpster celebramos el nacimiento de una nueva editorial y, a modo de invitación al lanzamiento, los dejamos con esta selección de textos del libro.

 

 


 

 

Sóplame al oído  (dijo)      que no vaya a decir ninguna estupidez
al oído y luego a la boca   (sóplame)   (dime ahí)   en lo cóncavo
ahí   (desde ahí)    que resuene tu voz en silencio      adentro
tu voz con todos sus sonidos en silencio      (en lo cóncavo)
–pensó–     y pensó en ese caracol que es el oído
…………………………..ese caracol que escucha        la espiral –pensó también–
la voz entrando (o saliendo) por la espiral
………………………………………….(ahí sóplame) –dijo–     al fondo de esa espiral    arriba
la escalera de caracol?
…………………………………….–pensó–      el vértigo de la caída
…………………………………………………………..como si no pasara nada / pero todo pasa
un susurro al oído   –eso es todo–   el aliento cálido que entra
…………………………………………………………..   –el caracol que se estremece–  eso es todo
……………….la vida   –pensó–  es un susurro.

 

 

 

 

 

 

 

Espero que se reconozca   (dijo)   (dije)      –pensando en el texto–
en la forma del texto           en la conciencia del texto
espero que se reconozcan en el tejido de voces (dijo ella
o él)     en el tejido de tonos   –espero–    (dijeron ellos)     y luego se quedaron callados
espero que se reconozca en ese hueco     (dijo)      en esa sombra de la voz
en ese aliento indiferente     (pensó la vieja / pero no dijo nada)
…………….tose (alguien tose)     interrumpe     el tejido     las voces la conciencia del texto
se detiene
……(espero que no dure mucho)    (que no dure demasiado)    pensó el viejo casi sin pensar
en silencio sonó la voz        las voces tronaron mudas debajo de las palabras
las voces sonaron    (ahí)      debajo de cada letra     –sin sentido–      (pensó ella)
sonaron las voces detrás del texto        voces tejidas (pensó) con otras voces:
……………………………………………………………………un alambre sonoro plástico flexible
………………………debajo un ladrido     un ronquido      respiración       aliento
………………………………………………………………..qué         imagen de quién soy?

 

 

 

 

 

 

 

Sólo para lanzar mi cabeza al vacío      sólo para eso
…………………………….para lanzarla     para eso me ha servido
para lanzarla sin más      búmeran mi cabeza     (dices)
………………………………………………………….eso que ves      eso que te gusta
…………………………………..eso no va      no viene
.no hay pensamiento exterior
……………………….ni blanco al que apuntar
……el salto ha sido ciego
…………………………………………“realidad”, “realidad”       ¿qué dices?
tengo la cabeza llena entre mis manos
……………………………………..para llegar
……………………………………………..para llegar…
……………………………………………………………………la marcha hacia ninguna parte
.dices “espíritu”     dices “reflexión”     “historia”
………………………………………huesos y más huesos y todos los enciendes
……………¿ves?
………………………..tengo la cabeza llena: papeles papeles blancos
papelitos de colores entre las manos
…………………………………confeti y burbujas de jabón
……………………………………………………………………“retazos de sueño”
…………………………………………………………………………….tanta ternura para nada
…………………………………………………………………………….tanta belleza para nadie
……………………………………………………¿qué hacer?
……..tocar apenas con la punta de los dedos
………………………………………………………………….“realidad”, estamos solos
……………………………………………………………………………………………………….¿quién anda por ahí?…

 

 

 

 

 

 

 

Soñó un charco   –gotas– un hilo de agua (la escena borrosa-porosa-no deja ver)
el piso azul o verde de un baño    (piensa)    el piso gris –cemento– patio del jardín–
escucha  (¿escuchas?)  las gotas cayendo –el pie– la mano– buscando la pequeña fuga–
–no hay nada–    (dices-te dices)    la escena borrosa no deja ver-decir o casi     el sonido
se filtra    –voces–    (unas sobre otras) ¿qué dicen?  ¿qué?      qué dices que no te oigo
desde esta orilla?    (suena alto la voz)    –hilo de agua–    inundando el sueño…

 

 

 

 

 

 

 

La casa tenía nombre      la llamaban casa-casa
nombraban cada cosa     –al interior–     todo tenía nombre
el peine     la mesa     la cama tenía nombre     la estufa
las ollas tenían nombre
………………todos repetían los nombres infinitas veces
llamaban cada cosa por su nombre     a la cama cama
a la silla silla         ninguna confusión     (pensaban)
ninguna duda      la casa tenía nombre
……………….(afuera) la calle cambiaba su nombre      cada tanto
la calle cambiaba su nombre       y el puente
ya no era puente      y la tienda abierta ahora era tienda cerrada
y la avenida ancha era angosta        y la casa un edificio
y el edificio un parque y el parque un estacionamiento enorme
todo cambiaba su nombre     mezclaba su nombre     variaba su nombre
………….(ya no había qué nombrar)     y el nombre perdió y el hombre perdió
.su propio nombre –su nombre propio– se derramó (dicen)
……………………………………………………………..en todas las alcantarillas.

 

 

 

 

 

 

 

La fuerza de la boca
Coéforas de Esquilo

Mostrar la fuerza de la boca –dicen que dijo– se trata de eso      la fuerza de la boca
–la voz que pronuncia la palabra– la voz justa (dicen) “alza la voz”
“muestra la fuerza de tu boca” –pronuncia con fuerza las palabras– habla (dicen, le dicen)
casi suplicando       casi ordenando     la fuerza de la boca como un brazo (dicen)
………………………….como cuerpo a cuerpo luchando    (le dicen, le piden)    que diga yo
que alce la voz     que se pronuncie a sí mismo     (eso le piden, eso le dicen)
………………………………………………………………………….la fuerza de su boca
………………….que muerda fuerte      que hable sin decir esto-que-se-dice
……que hable sin ese esto-que-se-dice      la pura fuerza de la voz –de eso se trata–
………………………………..de mostrar la fuerza de la boca: lo duro de la lengua/ lo blando de la voz
……………………………………………….que se pronuncie (le dicen) que diga “yo”.

 

 

 

 

 

 

 

Se quiebra lo duro     lo blando se pliega sobre sí mismo
plegaria    (piensa sin saber por qué)     la palabra es blanda
(piensas)      resiste el duro viento      palabra-bambú
–así de flexible–    (piensa o recuerda)    (no sabe bien)
bambúes  desplegándose    replegándose al viento
–gráciles–    (alguien dice)     la plegaria grácil
…………………………..de ahí su fuerza de ave (dice) sin amargura
…………..sin amargura alguna (piensa)    se quiebra sobre sí misma
…………..recuerda lo amargo    lo duro    lo quebradizo ahí (adentro)
rama suelta   (piensa)   sobre sí misma     plegándose hasta el fondo
ovillándose más   (¿para quién?)
………..al fondo la plegaria sigue sonando       esa palabra-bambú   (piensa)
…………..ese campo todo bambú     –grácil–     moviéndose al decir del viento.

 

 

 

 

 

 

 

esto, tan poco, es lo que hay      aquí –ahora– esto
al borde del linde    bordeando el linde
esto que borda    ahora    el encaje de fiebre    aquí
………………..a bordo de esta nave      de este pezón negro     esto tampoco es
al borde     en el borde de la nada     esto, tan poco, que llamamos ida
tramándose     tramando hilos     hilándose al borde
…………………………………..eso, eso    el linde del Linde
…………………………………..……………………………………….di –lince– rápido:
…………………………………..……………………………………………………………hay límite al final del día

 

 


Foto Tania Favela BustilloTANIA FAVELA BUSTILLO (Ciudad de México, 1970). Doctora en Literatura Latinoamericana por la Universidad Nacional Autónoma de México. Desde 1994 imparte clases de literatura en el Departamento de Letras de la Universidad Iberoamericana. Del 2000 al 2010 formó parte del Consejo Editorial de la revista «El poeta y su trabajo», dirigida por Hugo Gola. Publicó el libro de poemas Materia del camino (Compañía, 2006), la traducción –junto a Jahel Leal– de En la tierra de Robert Creeley (Textofilia, 2008), el poemario Pequeños resquicios (Textofilia, 2013), la antología poética El desierto nunca se acaba de José Watanabe (Textofilia, 2013), Un ejercicio cotidiano, selección de prosas de Hugo Gola (Toé, 2016) y el ensayo El lugar es el poema: aproximaciones a la poesía de José Watanabe (Asociación Peruana Japonesa, 2018).