Extracciones: El libro de mamá [Germán Arens]

[Selección e introducción de Ana Claudia Díaz]

Germán Arens, en esta oportunidad, elige retomar los estados cotidianos de su madre en Facebook y convertirlos en libro; libro que se construye entre fragmentos que enuncian los recuerdos de Elsa, sus pensamientos, dichos, sensaciones. Itinerario que aborda la esencia de los días. Cada retazo de este libro, cada anotación nueva, es un registro que pone luz sobre alguna fracción del día, sobre algo que despierta o inicia eso que se elige decir, expresar en voz alta, o lo que en este caso sería: tipearlo en Facebook.

Portada El libro de mamáArens construye en la voz de su madre una poética particular en donde instala un lugar de pertenencia. Temas puntuales, específicos, universales, o un gesto mínimo que transcurre dentro de una casa, todo es expuesto; en El libro de mamá todo más tarde o más temprano es nombrado. El autor logra crear un personaje tan real como imaginario, abre el juego, deja lugar a la duda. Textos como piezas que construyen un rompecabezas, lo discursivo en el lapso de poco más de un año. Elsa y su trayectoria por las redes que se convierte en registros poéticos, bellos y cálidos, que el autor sabe muy bien transformar en un lugar familiar incluso para el lector.

O como dice Carina Sedevich en la contratapa: «El libro de mamá de Germán Arens debe leerse como un gesto de amor. Lo supe al recorrer este diario virtual de Elsa y sentirme una hija escuchando a su madre. Sé que si mi mamá tuviera la oportunidad de contarme cotidianamente sus impresiones, de referirme las historias que va recordando, los aprendizajes que le depara su madurez, los hechos que aún la sorprenden, la entusiasman o la entristecen, sonaría como Elsa en sus estados de Facebook. Estos escritos son, quizás, la forma que encuentra Elsa para hacerse escuchar e incluso para ordenar el sentido de lo vivido. ¿O no es para eso, entre otras cosas, que elegimos escribir? Germán, entonces, recoge con cuidado la palabra de Elsa y la convierte en libro con sus manos habituadas a la poesía».

 

 


 

 

26 de diciembre de 2016

Siempre pienso si no es posible que existan seres gigantescos que no percibimos dada nuestra pequeñez.

 

 

§

 

 

20 de febrero de 2017

Me encanta cuando Facebook anticipa en forma personal el pronóstico del tiempo. Programo mis actividades al respecto. Ni loca me banco 36° de temperatura haciendo trámites con el fin de complacer a los ansiosos. Jamás olvido cuando la mamá de una compañera de la escuela secundaria le decía: “todo llega así como pasa y viceversa”. La ansiedad no nos conduce a buen puerto. Reconozco ser muy incumplidora en referencia a todo lo estipulado, sin embargo siempre cumplo. Los “plazos” son de mi manejo e incumbencia, sin salir de ellos para no perjudicarnos. “Al límite”. Si los ansiosos permanecen en vilo no es mi culpa. Al respecto la preocupación existe en mi mente.

 

 

§

 

 

28 de febrero de 2017

No conocía la palabra o vocablo “tergiversar” hasta que tuve 15 o 16 años. Me atrae su significado. Reparé en ella una tarde cuando pupila, en hora de estudio, la Hermana Dolores, con cierto enojo nos increpó diciendo: “¡Niñas, por favor, no tergiversen el sentido de la vida!”. No recuerdo bien si dijo de “las cosas” o de “la vida”. Nunca olvidé sus palabras.

 

 

§

 

 

4 de abril de 2017

Cuando era muy chica me asustaba muchísimo un sueño recurrente. Se desarrollaba siempre en el mismo lugar. Me encontraba frente a mi mamá; de pronto ella empequeñecía como Alicia. La diferencia con el cuento es que mi madre desaparecía para siempre.

 

 

§

 

 

6 de junio de 2017

Los gatos durante su tiempo de vida cuentan con dos tipos de dentadura, una temporal y otra permanente. Al nacer no tienen dientes, luego de su primer mes de vida es que comienza a aparecer la dentadura de leche, la cual consta de 26 dientes. A medida que el gatito va creciendo aparecen algunos otros, en total llegará a tener 30, los cuales son mudados cuando el gato alcanza los diez meses de vida. La dentadura de un gato cuenta con cuatro colmillos: dos en la parte superior y dos en la parte inferior, a éstos se les conoce también como dientes caninos. La dentadura del gato es considerada perfecta, incluso sus afilados colmillos pueden llegar a causar una grave herida y hasta la muerte inmediata de su presa.

 

 

§

 

 

21 de octubre de 2017

El engaño que rige el afán incontrolable del poder político continúa vigente en la vida de los argentinos. Claro que no es dado culpar a nadie; solo a nuestra indiferencia. Más que un pretexto de escepticismo político al que siempre echamos mano, la causa es la actitud de comodidad que nos caracteriza, conducentemente a la ignorancia de los verdaderos fundamentos de los sucesos que acontecen en el país que habitamos. De a ratos nos hacen “despertar” ante un hecho tristemente relevante. Mientras tanto incontables intereses de todo orden y ámbito siempre alertas “no descansan”.

 

 

§

 

 

22 de diciembre de 2017

Hacer mi trabajo me lleva tiempo. Soy muy maniática, lo reconozco. Intento lo mejor posible en cuanto a resultado. Invierto horas de mi vida; encima soy criticada al respecto. Todo trabajo cualquiera sea exige dedicación y obligación de nuestra parte hacia toda persona con la que nos relacionemos a tal efecto.

 

 


Germán ArensGERMÁN ARENS (Bahía Blanca, 1967). Ha publicado En una nave comandada por Enrique unos pocos hombres abandonamos la Tierra (Vox, 2012; Cinosargo, 2013), Siempre creí que los zombis eran los protagonistas de un subgénero del cine de terror clase B (Vox, 2013), Sin más compañía que una linterna (Borde Perdido, 2014), Cagliero (El Ojo del Mármol, 2015) y Desiderio (Club Hem, 2015). El libro de mamá (Barnacle, 2018) es su libro más reciente.