Traducciones: Poemas de CAConrad [versiones de Cayo Caectus]

Para quienes siguen con atención la actualidad de la poesía de Estados Unidos, difícilmente el nombre de CAConrad les resulte desconocido. Con siete libros de poemas y uno de ensayo publicados a la fecha, Conrad es uno de los poetas norteamericanos más destacados de su generación. Su trabajo es un intento por dar voz, desde el absurdo, a aquel lado de la sociedad estadounidense que sistemáticamente ha quedado al margen del sueño americano.

A continuación los dejamos con fragmentos de su libro más célebre, The Book of Frank, en las versiones de Cayo Caectus.

 


 

 

“oh la carga de un
sustantivo ningún
verbo puede conmover” dijo Frank

“¿como cuál?” pregunta su hermana

“cadáver” respondió

“¡ARROJA EL
CADÁVER! ¡JUGUEMOS
A ARROJAR
EL CADÁVER!” ella gritó

“¡oh
lograste
mover
el cadáver!” dijo

“cuándo
aprenderás Frank
no hay NINGÚN sustantivo
que un verbo no pueda curar”

 

 

§

 

 

cuando por primera vez Madre
hizo crecer tentáculos desde sus
hombros Frank encontró un
trazo de tinta en su
desayuno y se fue
enfermo al colegio

nadie le creyó

ella llegó a la escuela con una
larga capa e incendió al
director con sus ojos desde el otro
lado del escritorio hasta obtener sus disculpas

sus tentáculos siguieron creciendo con
un agudo olor de sal y pescado

Frank siguió un rastro de tinta y la
encontró vadeando en una oscura piscina en el
living room
invitándolo a arrimarse
cerca de su
boca inferior.

 

 

§

 

 

“cuando muera”, rezaba Frank,
“nunca regresaré

si debo
será como si
abortos
como si no hubiera”

 

 

§

 

 

Frank encontró
un espejo
en el lugar donde Madre
lo abre por completo
con sus
palabras.

 

 

§

 

 

Frank conoció
a una mujer en
la calle que
se parece a
Padre en
drag

ella era muy comprensiva

accedió a fumar un Marlboro

arreglar su entrepierna

decir “te amo”
evadiendo
contacto visual

cuando ella removió un guante
la hermosa mano de Padre
dejó a Frank perplejo
callado y
repentinamente
corrupto

 

 

§

 

 

Frank ama su botella de Coca Cola

y ella lo ama de vuelta

Èl ama su fina cintura inclinada

ella ama sus pezones duros como piedra

Él introduce su verga en su pequeña boca de vidrio

ella revienta y
ambos están en problemas

 

 

§

 

 

luego de que Madre
murió su rojo
vestido siguió
cocinando pasteles

restregando el retrete

limpiando las alfombras

“casi no la extraño”
dijo Frank al
plato de carne
cautivo en
su sonrisa

lo encontraron
en el ahumadero
enlatado junto
a los porotos
cuidadosamente abarrotados
en el congelador

su vestido rojo
desgarrándose
en un asta
sin viento
alguno

 

 

§

 

 

Frank está triste

sus perros lo quieren
pero ella no

a Él le gustan sus perros
pero ellos tienen
prohibido
visitarle
sin ella

en la calle
ellos ladran para
Frank mientras ella
mira hacia otro lado
pretendiendo que ellos
no son una
extensión
de su alegría

 

 

§

 

 

por amor

Frank habla suavemente
dentro de los sobres
en vez de
escribir
cartas

 

 

§

 

 

Frank pone 4, 5, 6
barras de
dinamita
en su
boca

prende un fósforo

imagina el
oro que arrancará
de su cabeza

 

 

§

 

 

en una cita a ciegas
Frank habla con una
mano sobre sus ojos

Él no tiene miedo de
la belleza es solo que la primera
vez que ves a alguien es
la primera vez

después de eso
es la segunda, tercera, cuarta
hasta que pierdes la cuenta

Él ordena un plato de arvejas
y las huele las huele
las huele las

“¿no vas a
comer tus arvejas?” pregunta
la cita sin rostro de Frank

“no, es demasiado siniestro cómo
una experiencia es lentamente
consumida por la siguiente”

 

 

§

 

 

Frank encuentra su
camino a casa luego
de estar perdido

los dioses dicen
que ellos sabían
que encontraría su
camino a casa

“¡ustedes no sabían eso!” grita
Frank al cielo con un puño

los dioses dicen
que ellos sabían
que Él diría
eso

 

 

§

 

 

“hay un pequeño
pájaro que quisiera
salvar” dice Frank

“dale una oportunidad

pero es del tamaño
de mi corazón
y sé
distinguir futilidad
cuando la veo”

 

 

§

 

 

luego de su suicidio
Frank regresó a la tierra como
un pez dorado de cola extravagante que
su esposa compró en la tienda de mascotas para
sus tres pirañas de la amazonía

tomó la punta de la cola de Frank
y sobre la verde agua gritó
“¡Dennis! ¡John! ¡Carla!
¡LA SOPA ESTÁ LISTA!”

 

 

§

 

 

Frank es un
pequeño chico
dormido en
el antiguo
Tíbet

lo que pensabas era
tu vida es
realmente su
sueño

Él podría despertar
en cualquier
momento

 

 


Foto CAConradC. A. CONRAD (Topeka, 1966). Influenciado por Eileen Myles, Audre Lorde, Alice Notley y Emily Dickinson, Conrad escribe poemas en los que imágenes duras de sexo, violencia y desafío construyen un puente entre la fábula y la confesión. Ha publicado siete libros de poesía, entre los que destacan The Book of Frank (2009), A Beautiful Marsupial Afternoon (2012) y Ecodeviance: (soma)tics for the future wilderness (2014).

CAYO CAECTUS (1984). Nadie lee las bios.