Adelanto: Una cuestión de diseño [Diego L. García]

Volúmenes como del que proviene esta extracción nos hacen justificar el seguir pegados en nuestros dulces dieciséis: el onanismo de la reflexión sobre temas que sólo a nosotros nos importan (adivinarán cuáles son) a ratos podría ya no ser divertido. En fin. Quién mejor para hacernos entender ante ustedes que alguien de la casa. Agradecemos a Diego L. García por ser el nexo que permite la inteligibilidad de esta rata convertida en un hervidero de hormonas y a Barnacle por ser la figura legal para acceder a estos ansiolíticos más que necesarios llamados Una cuestión de diseño.


Una cuestión de diseño


 

 

 

recortar 10 palabras esdrújulas no
hacer que digan. igual república
o tráfico. crítico o púbico. la
lengua es un afiche en otro afiche.
el camión que vende huevos a 40 pesos
pasa por la ventana cuyo enrejado
pequeño impide sacar los dedos.
“política” sirve? una al lado de
la otra. plasticola en las yemas
de la ocupación inefable. nadie quiere
hablar e interrogamos con un vaso
de té ultra aguado. la descarga de
una táser puede cambiar tu suerte
eléctrico es otra. casi podés decir
que hace cada vez más frío
……
hiciste la tarea?

 

 

 


 

 

 

siluetas bajo. tienda. la nostalgia. la
calle habla. mucho poder. fría del año
la red. celebrities empalagosos postres
pequeño formato. un invierno audaz]
……
elguardianosale
delamecánicade
firmarycontrolar
igualcompactación
quenuncallega
QUENUNCALLEGA

 

 

 


 

 

 

johnny dice que la diversión se acabó
que nunca estuvo. que miramos demasiado
el ruido de las guitarras. idiotas. qué
miramos en el ruido de las guitarras?
él lo sabe. y por eso dice que tal vez
llame a su madre por teléfono. todos
conocemos esa conversación. el mundo
no es un video de youtube. cómo
la estás pasando hijo?

 

 

 


 

 

 

no tiene nada que ver pero en
el 69 cuando salió este tema
por los Stooges el gobierno de
onganía mataba a los pibes que
se manifestaban en rosario. no
diversión/resistencia. la evolución
en otra fase dirá “de la alegría”
(necesitamos que saques el pastel del horno)

 

 

 


 

 

 

en la versión en vivo de 1978 (san
francisco winterland) última pre-
sentación johnny canta encorvado
hay algo que no lo deja erguir la
mirada civilizar el enfoque con
la edukazyon ortopédica: en su
grito la dicción se torna compli-
cada y no sería mala idea que
consultara a un especialista en
fonoaudiología unos ejercicios
para volver a la buena senda
seguramente se trate de repetir
y repetir algunas expresiones
siempre es lo mismo. ese es el
método que nos guía al progreso

 

 

 


 

 

 

en el diario dicen que internet se ha vuelto
una autopista de autos chocados. tal vez
la lengua no haya sido suficiente. unas
pocas palabras fuera de lugar y el sujeto
comienza a ser empaquetado en bolsas
de papas fritas. ahí estoy yo —pero— quién?
sentados alrededor del fuego prometimos
no revelar el secreto: esos trazos en la
tierra primitiva. pero corriste enseguida
y cada tropiezo decía otra cosa: no era
una torre infinita sino un río. lo que
salió del agua entonces ya no tuvo solución

 

 

 


 

 

 

todos esos recortes no significan nada
tampoco esa anécdota en la cocina mientras
preparabas un pastel de papas. no puedo
creer en el dorado de las palabras que
se hornean en 5 min. prefiero la mugre
de un restorán chino. una mesa en el
fondo oscuro y apestoso. ahí a lo mejor
lo que encontremos sea menos
amable con nosotros mismos

 

 

 


 

 

 

el autor desarrolla una poética de lo mínimo
donde la intimidad se vuelve materia espesa
dentro de un sistema de signos reflexivos en
cuanto que imprimen una versión de lo que
llamamos lo real. dicha impresión procura
dar cuenta de la temporalidad del signo en-
tendido como materia dinámica productora
de acontecimientos. así el cuerpo del texto
poético nos enfrenta a las distorsiones y
contorsiones de lo dado. lo existente. la for-
ma de lo vivido

***

el texto anterior puede utilizarlo libre
de derechos como prólogo reseña contra-
tapa para su libro si es que usted cree
a) que sus anécdotas son buenas
b) que un mal relato en verso va bien como poema
c) que el fin de todo esto es participar

 

 

 


 

 

 

es una cuestión de diseño dirá y
el ritmo se meterá por debajo
de los burletes de tu lengua. va
justo con el déficit de atención
que sirve en bandejas esas manos
entumecidas para que nada se
enfríe en este polo. podría agregar
algo para abultar mi estado
de fronterizo lector? prefiero
el menú rupturista pero tostado
al punto justo que lucen los
carteles. así como aquel. que
se parece a lo que era antes
pero con el brillo aumentado

 

 

 


diego-l-garciaDIEGO L. GARCÍA (Berazategui – Buenos Aires, 1983). Profesor en Letras. Escribe poesía y crítica literaria. Entre sus publicaciones se encuentran: Fin del enigma (Editorial Municipal de Berazategui, 2011), Hiedra (La Luna Que, 2014), Ruido invierno (La Luna Que, 2015) y Esa trampa de ver (Añosluz Editora, 2016) y una voz hervida (Jámpster ebooks, 2017) en coautoría con Ivankan. Su blog es: http://margendelpoema.blogspot.com.