Traducciones: Poemas de Alice Notley [versiones de Matías Fuentes Aguirre]

Hoy, presentamos una breve selección de poemas de Alice Notley, versionados por Matías Fuentes. Considerada una de las poetas vivas más importantes de Estados Unidos, su obra, que constituye un proyecto inusual y personalísimo que se resiste a las filiaciones epocales, se caracteriza por su agramaticalidad (muy en la línea de la gramática rompida de Stein), una sintaxis rota, el cruce entre lo íntimo y lo social, y su noción de la prosodia como un producto de la voz propia del poeta y no de la tradición.

Lo sabemos, mañana es lunes y la vida es difícil, pero mientras tanto, rómpanse la cabeza con estos poemas.


 

ICONOGRAFÍA

La imagen usa lentes grandes y redondos azul opaco
más grandes que su cara superior
No sé a qué refiere. Tu imagen
Él se quedó allí elegido. En tus ojos—
él escaparía de la tienda de repuestos para volver a casa y leer.

Cuando lo veo muerto, tiene cabello negro y ojos marrones
él no tiene que usar lentes porque está muerto.

No he visto un lirio del desierto en veinte años
pero saber que existen me emociona. Un año
fui a casa y estaban en todas partes
poderosos, florecientes para existir y en mis ojos. Como podría serlo
Y siempre los veré. Los presidentes son escoria
comparados con los lirios del desierto. Oh, está bien, dice papá.

Los muertos hablan jugando de esta manera aunque no necesitan escribir
líneas — esta línea de pensamiento.
Todavía no sé muy bien cómo son tus poemas.
Inmediatos — pero complejos. ¿Lirio? ¿Tan complejo como eso?
Tan complejo como nosotros. Te estamos viendo …
Mientras hablamos y vemos, juntos, lo pensamos.
¿Las palabras te relajan? Somos ellos,
leyendo. Estar muerto es como leer.

ICONOGRAPHY// The image wears large round glasses opaque blue/ bigger than her upper face/ I don’t know what she means. You image/ He stood there elected. In your eyes —/ he would escape from the auto parts store to come home and read.// As I see him dead he has black hair and brown eyes/ he doesn’t have to wear glasses because he’s dead.// I haven’t seen a desert lily in twenty years/ but knowing they exist thrills me. One year/ I went home and they were everywhere/ powerful, blooming to exist and in my eyes. As I could be that/ And I’ll always see it. Presidents are scum/ compared to desert lilies. Oh all right, Daddy says.// The dead talk this way playing but they don’t need to write/ lines — this line of thought./ I still don’t quite know what your poems are like./ Immediate — but complex. Lily? As complex as that?/ As complex as us. We are seeing you …/     As we speak and see, together, thinking it./ Do the words relax you? We are them,/ reading. Being dead is like reading.


HACIA EL POEMA

Necesito algo de luz en mi hombro derecho.
Mi mano te recuerda, escribiendo.
Pregunto, ¿qué ha sucedido? Tengo
que apuntarlo. Junto a un Cerbero
domesticado es donde estamos.

Este es mi cuerpo, ellos dicen: pero nadie
conoce mi nombre; el poder del
teniente homicida, o de cualquier tipo de personaje
continuará disparando a los árboles fuertes
de alguien. He perdido el rastro de quien avisa.
¿Es esto aquello?

Siempre en barbecho, no hay a quien implorar,
‘Mira por mí’. Es mi ojo—y con la espalda hacia la muralla
continúa mía. No había escuchado las voces
en las que podía caer, sólo para ser rescatada por un hombre.

TO THE POEM// I need some light in my right shoulder./ My hand remembers you, writing./ I ask, what’s been going on? I/ have to write it down. Next to a tamed/ Cerberus is where we are.// This is my body, they say: but no man/ knows my name; the powerful/ homicide lieutenant, or any one character type/ will continue to gun down someone’s/ potent trees. I’ve lost track of who to notify./ Is this that?// Even in the fallow, there’s no one to implore,/ ‘See for me.’ It’s my eye—and with back to wall/ it’s still mine. I don’t even hear the voices/ in which I could fall down, just to be rescued by man.


CANCIÓN

el tiempo
acaba

mientras un viejo hombre muerto
no se levanta pero es transformado

en una
mujer joven. como el rocío del ave que se derrama

ella se levanta
¿y qué vas a hacer?

Iré hacia Baltimore, o a Tours.

Alguien que no sabe nada
es responsable. Quiero decir
pero no puedo explicar

que nada y nadie es

tendrás un

conflicto diario que

parecerá dañar tus asuntos

en una habitación pequeña. piensas

Nadie en ella, y no hay cargo

nada es responsable y no hay

principio. ¿escuchas
y qué es eso en tus ojos de ninguna
parte? porque no es eso. Señorita
cuenta qué ocurrió donde
no hubo nadie. En esta canción. Ningún

responsable
apareció, y
el tiempo acabó.

SONG// time/ lies down// while old dead man/ does not arise but is transformed// into a/ younger woman. as the birth dew is shed she// arises./ and what shall you do?// I will go to Baltimore, or Tours.// Somebody who knows nothing/ is in charge. I mean/ but I can’t mean// that no one and nothing is// you will have// daily confrontation it would// like to hurt your business// in a small room. though// No one’s in; and there is no charge// nothing’s not in charge and there’s// no principle. do you hear/ and what’s that in your nowhere/ eyes? why that’s not it. Lady/ tell what happened where there was/ no one. In this song. No one in// charge/ appeared, and/ time lay down.


ACOSADOR

La luz es tan espesa que nada es visible, cognoscenti
Los conocía, simios estúpidos. Los simios reales saben más
Dijimos simios antes. Sé cómo ser tu supe-
rior — una voz estúpida. Debes encontrar una mentalidad
para respetar, —¿por qué? Había alguien con auriculares,
hablando con algarabía que no dejaría
de caminar a mi lado; salpicado de pecas. Tuve
que pedirle ayuda a la asistente del metro;
ella lo sacó de mí … Respeto su habla
caótica, suave fuerza adhesiva que no tiene sentido.
Estoy de vuelta en el callejón, descubriendo que los adultos no son
confiables: alguien miente … sobre una
pelea entre una adolescente y un niño — la empujó
fuerte — primero ella lo arañó gravemente, ella está peor, dice
su madre. Regresé al precomienzo, no
quiero pasar por eso de nuevo. No hay
sexualidad en el caos, no hay estilo, ni
esperanza. Quiero estilo — los simios tienen estilo, la gente
tiene máquinas. Muéstrame algo para respetar
Este bleuet crece de un muro en la rue d’Hauteville.
Lo recogí y lo guardé dentro de un diario. Cada vez
durante un instante respeto un momento. Estoy de vuelta en el
precomienzo: no quiero preocuparme más allá
de esto … matiz repentino en la arena, amarillo o manchado con una
iridiscencia alucinada. El único que está
acosándome … a menudo ha habido alguien acechando-
me. Mi destino. Él se fue, quédate aquí
en esto, no puedo ser dañada si soy la única que está
pensado en estar aquí. ¿No estás sola? No lo sé.

STALKER// The light so thick nothing’s visible, cognoscenti/ I knew them, stupid apes. Real apes know more/ Before we said apes. I know how to be you bet-/ ter — a stupid voice. You must find a mind/ to respect — why? There was someone with ear/ buds, speaking gibberish who wouldn’t/ stop walking beside me; freckle-spattered. I/ had to ask the métro attendant for help;/ she extricated him from me … I respect his chaotic/ speech, mild adhesive force because it makes no sense./ I am back on the alley, discovering adults are un-/ trustworthy: someone’s lying … about a/ fight between a teenage girl and boy — he pushed/ her hard — first she badly scratched him, she’s worse, his/ mother says. I’m back at pre-beginning, I don’t/ want to go through that again. There is no/ sexuality in chaos, there’s no style, nor/ hope. I want style — apes have style, people/ have machines. Show me something to respect/ This bleuet growing out of a wall on rue d’Hauteville./ I picked it and pressed it in a diary. Every once/ in a while I respect a moment. I am back at/ pre-beginning: I don’t want to care beyond/ this … sudden hue in the sand, yellow or spotted with an/ hallucinated iridescence. The one who is/ stalking me … there has often been someone stalk-/ ing me. My destiny. He’s gone, stay here/ in this, I can’t be harmed if I’m the only one who’s/ thought of being here. Aren’t you lonely? I don’t know.


Alice NotleyALICE NOTLEY (Bisbee, 1945). Luego de obtener el Master of Fine Arts del Programa de Escritura Creativa de la Universidad de Iowa, Notley viajó por Estados Unidos y el extranjero. Activa en la escena de poesía de Nueva York de las décadas de 1960 y 1970, a menudo se la identifica con los poetas de la Segunda Generación de la Escuela de Nueva York. Ha publicado 165 Meeting House Lane (1971), When I Was Alive (1980), The Descent of Alette (1996), la antología Grave of Light (2008) y Culture of One (2011), entre más de una veintena de libros. En 1999, recibió una nominación al Premio Pulitzer por Mysteries of Small Houses.

matias-fuentes-aguirreMATÍAS FUENTES AGUIRRE (Santiago, 1990). Editor de Jámpster.cl y parte de La Liga de la Justicia Ediciones.