Extracciones: Papá trajo a casa un Cuatro ele [Diego Colomba]

page_1_thumb_large


Acostumbrados a deleitarnos con las formas más tradicionales de belleza, la selección que les dejamos a continuación, provenientes de Papá trajo a casa un Cuatro ele (Barnacle, 2018), son una bofetada dicha dimensión del concepto, ya que a pesar de la puerilidad de los elementos y el contexto de urbano de fracaso que tácitamente envuelve a cada una de estas postales (como el auto viejo recibido en parte de pago, el televisor prendido dentro de una hornería mostrando una película vieja o las expectativas luego de la lectura del horóscopo), Diego Colomba logra resignificarlos en su poesía, invistiéndolos de una dignidad que para el lector, es muy probable que no existiera hasta antes de esta experiencia lectora. Esto es lo bonito de la poesía, ¿no?


 

 

 

PAPÁ TRAJO A CASA UN CUATRO ELE QUE LE DIERON COMO FORMA DE PAGO

Y qué si enchispara esta ruina de motor
…………………………………………que enchastra el porlan
y explotara ilusionada en la íntima demolición de la tarde
se pregunta con menos lirismo un hombre vacío
que ensaya en la palanca de cambios
disparos sin consecuencias:
seguramente sentiría en la punta de los dedos
el ritmo alternante de una realidad que falla
desaparece y se reanima
en otra parte.

 

 

 


 

 

 

UN HORNERO VE GLADIADOR EN EL TELEVISOR DE UN BAR

Yo también habría sido capaz de matar por los míos.

O de andar llevando mierda en el pico de rama en rama
de arrancarle las crines a un caballo moribundo
de gastar ríos de saliva para levantar el nido.

Yo también habría sido capaz de morir por los míos.

Sin embargo la vida no me ha puesto en esos trances
y ahora vuelvo sin que me llamen con el plumaje oscurecido
como un pájaro chambón que no reconoce el nido
y se entrega solo a la ceguera del instante.

Por eso me hurgo las plumas desprovisto
de ese aire fabuloso que me dan en las leyendas.

 

 

 


 

 

 

DESPUÉS DE LEER EL HORÓSCOPO

El hombre
de Capricornio
cruza
como un aliado
del tiempo
la calle
ve
con una bolsa
de basura
en la mano
una pelusa
que flota
en el aire
ajena
a la narración.

 

 

 


 

 

 

HUÉRFANO

En el desayuno de esta mañana
cambiaste sin decir nada
las galletas, el queso, la infusión acostumbrada
cuando ya me había acostumbrado
a ver en tu cara
el rostro de una mujer
desconocida.

 

 

 


Diego ColombaDIEGO COLOMBA (San Nicolás, 1972) Poeta y crítico literario. En poesía ha publicado Baja tensión (2012), Desaire (2014), Inmemorial (2015), Chispero (2016), El largo aliento (2016) y el ebook La hospitalidad del mundo (2017).