Adelanto: Grandes distancias [Álvaro Luquin]

Portada Grandes distancias
Álvaro Luquin, Grandes distancias (filodecaballos, 2017)

Recientemente publicado por filodecaballos y lanzado hace sólo un día en la FIL de Guadalajara, Grandes distancias es el nuevo libro del poeta mexicano Álvaro Luquin. A lo largo de sus 80 páginas, este volumen de poemas no sólo confirma al autor de Panóptico como una de las figuras más destacadas de la poesía mexicana reciente, sino que viene a doblar la apuesta de su proyecto en su exploración de las porosidades de la imagen, del lenguaje y de lo Real.

 

La selección que presentamos a continuación corresponde a la serie que abre el libro, Servicio secreto. Disfrútenla.


La Agencia recluta al azar,
y estamos a su disposición
como un agente silencioso.

No es difícil pensarla
y no hay tiempo para debates
sobre su inexistencia, falsedad,
o sobre si mueve o no los hilos
conscientes del sistema.

¿A cuántos podría usted inculpar al mes?
Para ella es importante. Siempre habrá privilegios.

En el Gulag de contra información
un blanco
sucio Homo Sacer
controla pericias, causas
y, cinéfilo hardcore,
tiene grabada en un drive
La tarde oscura
de Nisman.

Alberto Nisman (Buenos Aires 5/12/1963-ibídem, 18/01/2015) fiscal argentino que tenía a su cargo la causa de los atentados a la AMIA. Fue encontrado muerto de un disparo en la cabeza en su departamento de Puerto Madero.

Un maletín siempre lo acompaña.
Nadie dice qué contiene,
aunque ya todos lo saben:
coordenadas, códigos encriptados,
y más números.

El general, o el agente,
no lo lleva esposado
como en los buenos filmes.

Y lo aburrido del asunto
es que sirve para simbolizar
un imaginario
que trasciende lo Real.

Algo así como:
“juguemos
con misiles a las escondidas”.

Drones, satélites y ovnis
son puntos de vista.

Según la sala de situación
se han usado para cauterizar
la vocalización de los sobrevivientes:
hay dos exterminios en cada tres
deseos colectivos.

Según la sala de situación
el grosor del blindaje de la bestia es mayor
al de un mundo con encefalitis primaria,
causada por contacto
con el paradigma “Terror en tiempo real”.

La sala de situación informó
sobre movimientos sospechosos
en mares de Oriente Medio.

Hay algo humano en tu Central de Inteligencia,
una forma codificada en lo aleatorio.

Coge el radio,
escucha las operaciones encubiertas:
el enemigo volvió a su forma original,
dice una voz.

¿Lo corroboras en el espejo de la esquina?

Los agentes siguen un patrón diferencial,
algo innato colma sus reflejos.

Sus miradas
van más allá de edificios,
de buzones, de drenajes.

Tomarán posesión de tu privacidad.

En el viaje se observa de todo:
un tornado azulgrana, sicarios,
drones multicolores
y dobles agentes.

Durante el trayecto se muere
dos o tres veces. Nadie se acerca
a la línea de su propia ficción.

No hay bestias dentro del muro,
ni fuera de la cabeza.

Lo más trendy es el sistema
de inteligencia
en línea cartesiana.

Más allá del convoy
un agente observa
y algo empuña.

Algún lenguaje oriental
disparó la alerta.

La forma del secreto es la etapa de dios,
quien guiña el ojo a Occidente,
y su servicio es lo más audaz
en tiempos de disuasión:
“o están con dios y con nosotros,
o con ellos: el Otro”.


alvaroluquin_fotorÁLVARO LUQUÍN (Guadalajara, 1984). Estudió Artes Audiovisuales y Filosofía. Ha publicado los libros Praderas Silenciosas (La Zonámbula, 2011), Blanco Sucio (Filodecaballos, 2013), Panóptico —primer lugar de la Bienal de Literatura Hugo Gutiérrez Vega 2014— (Bonobos, 2015), la antología La gente es el peor invento del hombre (El Viaje, 2016) y Grandes distancias (Filodecaballos, 2017). Ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. Ha publicado en diversos medios impresos y digitales. Aparece en antologías nacionales y extranjeras.