Futuro esplendor: Cuatro poemas de Catherina Campillay

La ciudad como un cúmulo de detalles e historias que se suceden y se superponen, constituyen un todo que pierde sus matices ante el ojo común.

En estos poemas, Catherina Campillay construye un imaginario citadino actual, en donde hay cabida para todos y cada uno de sus componentes: la concesión aquí está en considerar los que el ciudadano común prefiere omitir en su imaginario personal.

 

 

 


 

parásitos

accidentes en las esquinas
veo perros de reojo
—corren a la velocidad de esta micro—

eres de los que llevan su propia correa en el hocico
se llenan las esquinas
monedas buscan entre los fierros
o alguna prenda abandonada

dices las garrapatas se fueron en invierno
las echo de menos
miento al decir yo igual

 

 


 

sacar a mil

vendes calcetines chinos set de agujas
sobre el pasto seco
cariño a un hijo que está lejos
donde come cal del suelo

abre una zanja
por la que puedas entrar
y pedir milagros

 

 


 

caballos de fuerza

tanto silencio acá
el ruido que hacen los motores
corriendo
en avenidas vacías
—las que nos cruzan de norte a sur—
es la única canción que aprendimos a tararear

cuando las patrullas
salen a la calle
las carreras quedan suspendidas

no hay nada que pueda sacarnos de la cama
entre las sábanas sin cambiar
rejas que forman las manchas de aceite
iluminadas por las luces azules
de un toyota enchulado

doce voltios
y fuimos piedras
en medio de la pista
par de conejos encandilados

 

 


 

objetos descontinuados

agotamos las pilas del reloj ya no venden
como no venden rollos ni cables
escarbamos en la basura de años
brillan fuselajes entre cáscaras
al rendirnos dibujamos
en el encuentro para huir
cruce de caminos en la cama
aprender que si nos ven
su mirada nos arma de vuelta

 

 

 


CATHERINA CAMPILLAY COVARRUBIAS.pngCATHERINA CAMPILLAY COVARRUBIAS (Viña del Mar, 1994). Egresada de Teoría e Historia del Arte de la Universidad de Chile. Diplomada en Edición por la Universidad Diego Portales. Becaria del taller de la Fundación Neruda el año 2017. Actualmente trabaja en D21 Proyectos de Arte y es asistente editorial de Pequeño Dios Editores. Publicó el fanzine objetos descontinuados (Microeditorial Amistad, 2017). Sus poemas fueron antologados en Entrada en materia: 17 poetas jóvenes chilenos” (Altazor, 2014). Ha participado en el taller de la Fundación Neruda en La Sebastiana (Valparaíso, 2011) y en “Al Pulso de la Letra” (Juventud Providencia, 2016).