Extracciones: Catábasis [Verónica Jiménez]

Este fin de semana largo, desde hoy (viernes 6) hasta el lunes 9 de octubre, tendrá lugar en el Parque Bustamante (Santiago de Chile) la ya tradicional Primavera del Libro, en su sexta versión. Entre las novedades en poesía que podrán encontrar, resalta la plaquette Catábasis de Verónica Jiménez, que acaba de salir del horno con el sello Cuadro de Tiza Ediciones.

 

Si acaso en Jámpster tenemos una pequeña deuda con la poesía chilena escrita por mujeres, esperamos empezar a saldarla con este petit bouché de una de nuestras mejores autoras en actividad. Saboreen estos poemas cuyo poder —a diferencia de la carne cocinada que valoramos por su blandura— radica en su capacidad para tensar la lengua.


Catábasis

Poemas extraídos de Catábasis (Cuadro de Tiza, 2017)

¿Cómo debería ser una persona
que vigila un horno?

Enciendo un cigarrillo
miro el tiempo convertirse en ceniza.

Soy la vieja cocinera de La strada
aprieto la mandíbula al aspirar
…………..nadie ve
…………..cómo se vuelve piedra
el corazón cercado por el humo.

Ella alimentaba muchedumbres
siempre había demasiada hambre.

El vacío tras capas de piel y de sudor
se disgregaba y se reunía una y otra vez.

Buscaba palabras: demasiado, innumerable.

Los superlativos
eran las formas abstractas de su herida.


Hago cortes en la carne.
Por cada hendidura del cuchillo
ofrezco una reparación:
ajo, cebolla, especias,
buenas intenciones para el paladar.

Estoy adobando una fracción del día
rodeada por la sordera del calor.

Hago cortes en una parte tangible de la realidad:
un trozo de costilla extraída de una bandeja,
la parte de un todo, un hueco en el fantasma
que aún pasta receloso en la pradera.

Abro el horno y meto la única
porción de certeza de la que dispongo.

Cocinar obedece al deseo de atestiguar.


Una cocina
una casa
una civilización
humo y ceniza.

Busco el paraíso
busco la verdad
paraíso y verdad

pero todo es salado y viscoso
…………..como cebo de cerdo

Amo el silencio
el silencio y el ruido
y el sonido de las olas.

Esto es aquello de lo que soy capaz:
un festín.

Porque la lengua es un extraño músculo
que ha consumado hechos gloriosos.


Verónica JiménezVERÓNICA JIMÉNEZ (Santiago, 1964). Escritora y periodista. Ha publicado poesía, narrativa y ensayo. Entre sus libros destacan los poemarios Palabras hexagonales (Quimantú, 2002), Nada tiene que ver el amor con el amor (Piedra de Sol, 2011; traducido al italiano por la poeta Sabrina Foschini y publicado por Raffaelli Editore en 2014) y La aridez y las piedras (Garceta, 2016). Con su ensayo Cantores que reflexionan. Cultura y poesía popular en Chile (Garceta, 2014) obtuvo el Premio Mejores Obras Literarias del Consejo del Libro en 2012. Es autora, además, de la novela Los emisarios (Garceta, 2015).