Guorquinprogres: SWISH [Roberto Valdivia]

  1. ¿Cuál fue el impulso inicial que dio origen a este libro? ¿Qué ideas o experiencias motivaron su realización?

Empecé la idea de este libro mientras escribía Salinger, un breve proyecto de poemario virtual que escribí en 2015. Inicialmente, este libro era una especie de extensión de ese proyecto y dialogaba en su primer boceto sobre una idea de juventud que en esos años se promocionaba por los poetas influidos por la Alt Lit norteamericana. Es decir, una juventud sin límites y orgullosa de su infancia. Luego el libro se autodestruye y vuelvo a empezar a escribirlo en enero de 2016, con un concepto más bien contrario al primero.

Dos ideas parten para la concepción del libro y éstas van entrelazadas. La primera, la de reemplazar la concepción de poesía por escritura, concepción que hace que este libro pueda parecer más una novela o, en todo caso, un híbrido. En ese entonces sentí que este recurso era necesario para potenciar el libro, insertándolo en un concepto de una “literatura de la información”. El libro es en todo caso una serie de cuatro escrituras unificadas por una trama.

La segunda idea parte de una reacción a un tipo de arte que en ese entonces relacionaba con el falsete de “lo posmoderno”. Si identificaba a lo posmoderno como el fin de los grandes relatos, mi reacción inicial y más torpe fue algo que creo es el mayor peligro de los artistas jóvenes que plantean hacerle frente al vacío o la banalidad: la melancolía. Las primeras páginas de este libro eran excesivamente dulzonas y cursis, recuperaban una unicidad y fe a la fuerza. Por lo cual el libro vuelve a destruirse en junio de 2016, y lo reemplazo por una estructura mucho más fragmentaria que intenta recuperar la unicidad perdida por el “posmodernismo” desde una visión real, es decir, desde una realidad fragmentada y poco idealizada.

 Captura de pantalla 2017-08-09 a la(s) 12.54.03.png

 

  1. ¿Qué lecturas han marcado la escritura de estos poemas? ¿Reconoces la influencia decisiva de algún libro, película, disco o autor en particular?

Sí, las lecturas de David Foster Wallace me hicieron ver a toda la movida Alt Lit que se situaba supuestamente a su sombra como un inmenso timo, y al mismo tiempo me dio armas para indagar en los temas que me interesaban y he mencionado brevemente en la pregunta anterior. También fue decisiva la lectura del libro de Mirko Lauer, Santa Rosita & el péndulo proliferante, y revisitar La Casa de Cartón, dos poema-novelas de la tradición peruana. También nombraría a la norteamericana Ellen Kennedy. Musicalmente sentí que el análogo a lo que voy escribiendo es el grupo norteamericano Car Seat Headrest.

 

  1. ¿Qué método de trabajo has empleado, has seguido alguna rutina preestablecida?

La escritura de las secciones va siendo fragmentada y antojadiza, al igual que los ritmos de trabajo (horarios fijos). Se podría decir que las rutinas han sido irregulares y de cortos períodos.

 

  1. ¿Qué podemos esperar de este trabajo, cómo lo definirías para los futuros lectores?

Personalmente espero que en sus propias reglas funcione, sinceramente no sabría cómo definirlo. Supongo que de algo podría servir anotar que uno de los títulos tentativos inicialmente era El Fin de la Infancia.

 

LEE EL MANUSCRITO EN BRUTO DE SWISH AQUÍ


Roberto ValdiviaROBERTO VALDIVIA (Lima, 1995). Ha publicado los libros [MP3] (2014) y el proyecto virtual Salinger (2015). Es editor en Sub25. Actualmente, se encuentra preparando el libro SWISH, del cual se desprenden los textos en este post.