Extracciones: Espuma de Bulldog [Daniel Bencomo]

Espuma de Bulldog - Daniel Bencomo.png

Poemas extraídos de Espuma de Bulldog (Luzzeta, 2016)


CALZADA MCCARTHY

Una tribu de apaches cruza el lago
su calzada una aguja de luz heroína.

Tú la miras e inflamas el iris sobre el fuego.

La luz del zodiaco sobre el rostro
llagando como lipstick
con su brillo fósil.

Se corroen las tuberías del submarino,
las medusas se infiltraron en el lago:

tu rostro es un mäelstrom que absorbe las noticias,
las flechas saben exquisitas ahumadas,

tu espalda es el dorso, minado,
de Caspar David Friedrich,
residuos de tiempo real en tus labios.

Una horda de apaches cruza de regreso,
el vaquero te sonríe mientras escupe un oráculo.

Sientes el confín de tu cuerpo.
Ahí espumará la teoría,
ponla a freír con el sazón de polilla.

La horda es olfateada por el vaquero,
el vaquero se ha calzado
las medusas en los ojos:

alguien te ha escalpado y amanece.


COLERIDGE

La fuga es perceptible. Un vástago bombea
realidad con realidad.
El mar, a miles de sueños de distancia, apareció.
Fueron a nado hasta su centro:
pusieron una flor de dinamita.
En onda concéntrica brotó una liebre,
y la liebre, ama bondage del murciélago,
tatuó sus fotogramas en mi espalda.

La espalda no veía las consignas políticas.
Sólo echaba hacia adelante.
Preguntando por las rastas de la noche,
por el petróleo robado de la noche, algo escupió.
Alguien mordió el cogollo explosivo.

Su índice nutricional
marcó un exceso de amor.

Saña de osos polares que eructan un salmón.


Esta calle tiene humus,
gigantomaquias pendientes,

va de vida y vuelta

hasta Formosa, Peloponeso.

Se borraron las pistas para hundir al maleante.

El cielo ha negociado su huella digital.

Nadie combate el interior de un ladrido.

¿Hay noción más fina, “buen carburo en droga dura”,

para el neón que mancha los recuerdos?

Tendremos que seguir muy solos, tendremos que tomar atajos.

Cayó Uno Mismo por seguir las instrucciones.


NO ES SAFARI

Noche, rumor de jeeps intoxicados con luz.

Las palabras no presentan,
el deseo presentifica de manera constante.
El poder de la cópula
los teslas de la cópula
los tickets para el viaje:

el deseo como un leopardo,
el habla un paquidermo con fracturas expuestas:

pero no es un safari.
Ni el jeep ni el panamá,
sólo una bobina energizada,
su corazón malaquita.

La llevo en un carrito robado de la tienda.
Está en un gabinete perfecto:

Tengo agujas para ti.
Tengo un par de agallas de heroína para ti.

Es mi gabinete callejero
probeta tropical
mi guirnalda alotrópica.

Podrías carbonizarme con el alto voltaje:
una rueda queda en giro, invisible,
presa de otra inercia.

Podrías filetearme y no encontrarías nada.



Sólo en el lenguaje una savia, gramática sabia, puede devorar a otra savia y ser más fuerte. Es hora que descanses, no opongas resistencia. Anda y hazte cargo de una mínima tragedia, ofrece tu silueta al holograma de Yo. Gestalt estulticia. Clama. Consulta oráculos, científicos, videos. Fagocita. Finge y esfinge. Inhala otros vapores, más dobles o maleables, llenos de barro entre la encía, focos rotos. Aquí te esperaremos.


Daniel BencomoDANIEL BENCOMO (San Luis Potosí, 1980). Poeta y traductor mexicano. Sus libros de poesía más recientes son Lugar de Residencia (2010, Fondo Editorial Tierra Adentro), al cual le fue concedido el Premio Nacional de Poesía Joven Elías Nandino 2010, y Alces, Rejkyavik (Magenta Libros-Conaculta, 2014). Como traductor de poesía ha publicado La calma entre el cero y el uno de Björn Kuhligk (Bonobos, 2015) y Canon previo a la huida de Tom Schulz (Cuadrivio, 2015). Ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) en la categoría Jóvenes Creadores durante los períodos 2010-2011 y 2012-2013. Espuma de bulldog es su último libro (Luzzeta, 2016).