Traducciones: Cinco poemas de Richie McCaffery [versiones de Cristian Lagunas]


EXTRANJERO LEGAL

Quedándonos peligrosamente sin gasolina
nos dirigimos a visitar la casa
familiar y a pasar Navidad.
Parece que atravesamos el aire.

Pasando todas las gasolinerías
no queriendo detenernos ni una sola vez
llegamos por fin a mi vieja casa
donde me recargo y olvido el auto. [1]

Cuando volvamos a Bélgica,
vamos a vivir en tu hogar.
En la frontera me pregunto
si mi boleto será aceptado –

es válido sólo para uno
pero soy dos personas ahora.

LEGAL ALIEN
Running dangerously low on petrol/ we’re driving to visit my family/ home and spend Christmas./ We seem to be getting by on air. //Passing all the petrol stations,/ not wanting to stop even once/ we at last reach my old house/ where I refuel and ignore the car.// When we go back to Belgium,/ we’re going to live in your home./ At the border I worry whether/ my ticket will be accepted –// it’s valid only for one/ but I’m two people now.


ESTALLIDO DE PLUMAS

Nunca suelo tener cuidado al cruzar la carretera
llevando sólo mi vida. Pero lo soy cuando
llevo una caja de huevos que nunca incubarán.

Hace un siglo, cuando Darwin
pisó la tierra, la gente le disparaba a las aves
en el aire para conseguir plumas y hacer sombreros

para vestir en una iglesia que comenzaba
a derribarse a sí misma. Es difícil comprender
que alguna vez hicimos algún bien. Siempre que

aplaudo el canto de un ave, ésta sale volando asustada.

THE PLUME BOOM
Never usually careful, crossing the road/ carrying only my life. But I am when/ I carry a box of eggs that will never hatch.// Well over a century ago, when Darwin/ walked the earth, people were shooting birds/ out of the air for feathers to make hats// to wear to a church that was beginning/ to be shot down itself. It’s hard to believe/ we’ve ever done any good. Whenever// I applaud a songbird it flies off in fright.


LUGARES DESCONOCIDOS

En el Black Bull [2]
hay un mapa de la era Georgiana
grabado en acero
que muestra las Islas Británicas.

Varios años de embriagada
respiración y sudor
se han quedado bajo el cristal
y han moteado el papel.

Estas manchas parecen [3]
pequeñas islas fantasmas,
quizá los lugares
adonde clientes regulares del bar

que no han sido vistos
en años se han ido.

SPOTS UNKNOWN
In the Black Bull,/ there’s a Georgian/ steel engraved map/ of the British Isles.// Many years of boozy/ breath and sweat/ have got under the glass/ and foxed the paper.// These blotches look/ like little ghost islands,/ perhaps the places/ where pub regulars// who’ve not been seen/ in years have gone.


MEDISTE MI DEPRESIÓN EN FAISANES

Sé exactamente lo que hiciste ahora –
mediste mi depresión en faisanes
pensando que con llevarme de Inglaterra
a Bélgica, todo estaría mejor.

Fuiste realista, sabías que los faisanes
existían ahí también, pero que eran mucho más raros,
sólo vistos en vías de tren temprano en la mañana
y usualmente muertos, mientras en casa,

en Inglaterra, cada vistazo por la ventana
revelaba un faisán vanidoso.
Estabas encantadoramente equivocado en pensar
que podías controlar mi depresión de esta forma

porque yo no la mido en faisanes,
no sé con qué la mido.

YOU MEASURED MY DEPRESSION IN PHEASANTS
I know exactly what you did now –/ you measured my depression in pheasants/ by thinking that taking me from England/ to Belgium, all would be better.// You were a realist, you knew pheasants/ exist here too, but are much rarer,/ only seen on train-tracks in early morning/ and usually dead, whereas at home,// in England, every glance out the window/ reveals a foppish pheasant cock./ You were lovingly mistaken in thinking/ you could control my depression this way// for I do not measure it in pheasants,/ I do not know what I measure it by.


UN ACENTO DEL NORTE

Ellos dicen que ni siquiera la victoria me place
y eso es cierto cuando echas un vistazo
a la vitrina de trofeos del cricket club –
tantas copas ganadas con los años
y ningún lugar para mostrarlas todas
porque el carpintero que hizo la vitrina
la hizo tan pesimistamente pequeña
que marcó los límites de nuestro éxito
aun antes de que empezáramos a jugar.

A NORTHERN ACCENT
They say even victory does not please me/ and that is true when you consider/ the trophy cabinet of the cricket club –/ so many cups won over the years/ and no place to display them/ because the joiner who built the case/ made it so pessimistically small/ he set the limits of our success/ even before we began to play.


NOTAS DEL TRADUCTOR
[1] En el original, el autor usa el verbo refuel y consigue un cruce semántico entre la idea de recargar un automóvil con gasolina y la de recargarse a uno mismo. refuel también admite la traducción “renovarse”, un planteamiento que cobra sentido al leer el final del poema.
[2] Black Bull es un nombre de bar muy frecuente en el Reino Unido. El bar al que se refiere el autor en este texto estaba ubicado en su ciudad natal, Warkworth. En palabras suyas: “Este Black Bull estaba asociado a muchos dramas e intrigas y alguna gente que conocí ahí murió de forma repentina o trágica. Era un buen bar, viejo y no pretencioso. Cambiaba tan poco que a veces se sentía como volver a la era georgiana [periodo que va de 1714 a 1830 y que comprende los reinados sucesivos de monarcas con el mismo nombre, George]. […] El Black Bull que conocí y amé es ahora un café cursi, aburrido y de clase media, a pesar de que alguna vez fue un lugar donde todas las clases, incluida la obrera, bebieron. [Este poema] es una elegía a la pérdida de semejantes lugares y a la pérdida de las personas a través del tiempo”. 
[3] Durante todo el poema el autor utiliza diversas palabras para hablar de manchas. spots, que he traducido como “lugares”, puede ser traducido también como “manchas”. Lo mismo ocurre con “blotches” y “foxed“, que se refiere al acto de manchar algo. He querido conservar esa diversidad al utilizar vocablos distintos en la traducción.


RichieMcFOTO
Fotografía: Gerry Cambridge

RICHIE McCAFFERY (1986) vive en Ghent, Bélgica, pero es originario de Northumberland, Reino Unido. Tiene un doctorado en Literatura Escocesa por la Universidad de Glasgow y es autor de dos panfletos de poesía, así como del libro Cairn, publicado en Nine Arches Press en 2014. Otro de sus panfletos aparecerá este año y recientemente completó el manuscrito de su segundo libro.

CRISTIAN LAGUNAS (1994) tiene estudios en 14479738_10210614126490676_3698703534334642148_n_fotorLetras Hispánicas por la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa y en el Programa de Escritura Creativa de la Universidad del Claustro de Sor Juana. Ha colaborado con textos narrativos y críticos en diversos medios de publicación periódica; otros aparecieron en 25 golpes de suerte (Lectorum, 2013) y en Los muertos no cuentan cuentos – Antología de narrativa joven del Estado de México (FOEM, 2015). En 2014 fue becario del Fondo para la Cultura y las Artes del Estado de México, en la categoría de Jóvenes Creadores.