Punto de partida: Sobre ‘Backstage’ [de Maurizio Medo]

back.

Backstage: 18 entrevistas (y algunas notas) alrededor de la poesía contemporánea (Liliputienses, 2017)

Las dieciocho entrevistas y “algunas notas” que componen este libro, publicado por Ediciones Liliputienses (España, 2017) resultan instancias fundamentales para pensar la poesía contemporánea. No forman un conjunto azaroso. Maurizio Medo nos propone antes que una escuela o una estética (forzamiento que ya le ha hecho bastante daño a la literatura) un enfoque multifacético para leer la poesía. Y para ello elige el diálogo “como un discurso mucho más genuino que esas reseñas y los tratados académicos”. La voz se va desenredando en voces y estas en otras (un poeta no lleva una sola voz encima); lo genuino está ahí, en ese pensamiento que, sin la presión del molde, puede desplegarse y transitar las zonas de lo inesperado. Algunos de los nombres son nada menos que José Kozer, Tamara Kamenszain, Mary Jo Bang, Eduardo Milán, Raúl Zurita, Charles Bernstein, Reynaldo Jiménez, Jorge Posada, Mario Arteca, Su Xiaoxiao.

Además, una selección de poemas (llamada “Bonus track”) ilumina cada diálogo, completando para el lector un panorama que enriquece la reflexión posterior: el cruce implícito entre la textura expositiva de la entrevista y el trabajo poético. De esta forma, cada entrevista se proyecta en un porvenir de lecturas y búsquedas para quien desee encararlo.

Desde ya el lector puede imaginar las perlas que entre líneas podrán hallarse. Por ejemplo, cuando a Mario Arteca queda ante la hipergastada discusión de si la poesía de hoy —cierta poesía de hoy— sigue siendo o no “poesía” y lo resuelve con la simpleza y hondura de quien cree más en la obra que en las condecoraciones: “Creo que nuestra actividad con la poesía es una práctica de escritura, como todas, con leyes diferentes a la narrativa o al ensayo, desde ya, pero sí creo que lo que hacemos son “textos”, esa idea barthesiana con la que comulgo”. Ya no hay lugar para la polémica, el autor se ha corrido de la imagen inflada de Poeta, y el lector queda frente al abismo de eso que lo interpela (esos, simplemente, “textos”) en plena desnudez de pensamiento. O, cuando Charles Bernstein prefiere la referencia de ensayo ante la de experimentación para pensar su trabajo y aclara: “Me gusta la idea de un poema que muestra los resultados, por ejemplo, de perturbación en un sistema verbal, o malformación”.

Una serie de temas enraizados en las escrituras contemporáneas van apareciendo, trazando conexiones, confrontando y tramando un núcleo de ideas muy agudo para abordar las poéticas del siglo XXI, como ser: la relación Latinoamérica-España, tradición y renovación, la función de la crítica joven, el yo y el post-yo, el rol de las redes sociales, poesía y feminismo, traducción y fronteras, entre otros. Queda, entonces, a la vista que la singularidad de este libro marcará un punto ineludible para quienes se interesen por la poesía de este tiempo.

En el prólogo, Maurizio Medo da una buena explicación de las ventajas de la entrevista como género: “las entrevistas no domestican la naturaleza del pensamiento, ni lo mediatizan con el fin de lograr un acuerdo, el cual, si se manifiesta, es sólo durante el transcurso del diálogo. No existen protocolos políticos”. Posiblemente esa sea la causa de la amenidad de esta obra que nos deja la sensación de estar ante una lluvia de revelaciones en cada párrafo, libres de todo tic protocolar.

 


diego-l-garciaDIEGO L. GARCÍA (Berazategui – Buenos Aires, 1983). Profesor en Letras, egresado de la Universidad Nacional de La Plata. Escribe poesía y crítica literaria. Entre sus publicaciones se encuentran: Fin del enigma (Editorial Municipal de Berazategui, 2011), Hiedra (La Luna Que, 2014), Ruido invierno (La Luna Que, 2015) y Esa trampa de ver (Añosluz Editora, 2016). Su blog es: http://margendelpoema.blogspot.com.

 LEE MÁS ENTRADAS DEL AUTOR AQUÍ