Marcos Leiva – Tres poemas

LOS EXTRANJEROS AL PODER

Mantequilla de maní sobre el cadáver de washington torres,
un negro hediondo a empleo mínimo
iluminado por una emedieciséis se metió a la maleta
mujeres wawas viejos y chicos fofos
entró al cine y le pegó un serrucho a su arma q era su brazo
dijo que quería la sangre de cristo
tuvo a cristo unos instantes en el baño del edificio
luego pensó en una virgen extranjera,
le transpiraban las zapatillas clavos podridos como sus huesos
y se fumó la desesperanza
era malo pal copete, vivía con una negra q al saber
que se había inmolado se llevó su bolso nike con ropa
lo enterraron en un cementerio y su recuerdo yace
en la boca de un profesor de antropología.-

 

OJITOS METRALLA

Para la Mujer Metralleta

Rocía el cuerpo de los desmemoriados con bencina
Bifurca este cerebro Adolorido de fábricas
Préndele fuego a la Torre de Vigilancia
Al Sapo De Mierda llamado #AgustínElNegro
No hay que perdonarle a estos Cobardes
Ni a los silenciosos

Bajo el insomnio de los apartamentos
Escucharás riders of the storm
Se vaciarán los acuarios y los ríos
Las cunetas y los borrachos llenos de muerte
No podrán ni ver los ojos de Morrison
En el Cerro De Los Lamentos

Invocarás los rostros
De la tierra/ las cicatrices volverán a tener sangre
Y no podrás correr rápido

Ojos de Metralla
……….Eres la Madre de los asesinados
……….Eres la Asamblea de los Designios
……….Eres la Ahijada de la Revuelta
……….Eres la Hija de los Exhumados
Hasta los sueños te saben a cuchillos
Hasta los ojos te cortan la pena

Quién le va a sacar esa maldita idea
A los Caídos, de aparecer y desaparecer de las casas
De sus captores/ cuando tú
Ojitos de Metralla
Rompiste el Cerco de los fantasmas
Y apareciste
En la carretera

Ojitos De Metralla/ cuando ya no aguantes más
Échate una vuelta por sus camas
Rézales un Te Deum, rézales
Agua, vaporízales la culpa
Saben lo que hacen.

 

SUEÑOS Y FLORES DE NUESTRA NEOPATRIA

El viento se desataba huracanado esta mañana.

Yo,
Lucía (prefiero no decir mi apellido por respeto a mi esposo)
sí, sí lo digo                 Lucía de Pinochet,
he germinado de nuevo en esta Nación.

Soñé anoche que el Ejército Glorioso de Chile me llevaba en una caravana en el desierto,
por el cual veía colgados indios y cholos,
putas y comunistas, todos con un color azuloso y sanguinolento
en sus caras.

El sol les había decolorado las ropas y mientras más
avanzaba el destacamento llevándome a las espaldas,
más y más ahorcados veíamos.

El Ejército Glorioso de Chile tenía hombres musculosos y bronceados por el metal amargo del Norte,
por el soplido de la arena y la virilidad propia que da la sangre araucana e hispana.
No nos alcanzó para ser AustroHungría pero tenemos
un batallón de mestizos y valientes que podrían matar
por una botella de pisco:

CESÓOOO el tronar de cañoooones,
las triiiiiincheras yacen sileeeeentes,
y poooor los caminos del nooooorte
vuelven los batallones,
vuelven los escuadrones,
a Chiiiile y a sus viejos amores.

Yo, Lucía de Pinochet, soy chilena y de piedra.
Tan de piedra como el Morro de Arica donde jovenzuelos
atiborraron sus vidas en montículos.
Tan de arena como una Margaret Thatcher del Desierto,
pintarrajeada como una tataratataratataranieta de Inés de Suárez.
Mi corazón no dice tictac
ni bumbumbumbum,
sólo un pequeño susurro que surge bajo la piel,
no desde la carne.

Los chicos me trajeron
en el sueño, hasta una catedral jesuita.
Bailaban lacónicos, tristes una ópera borroneada
en algunos fragmentos.
Algunos dejaban de cantar y transcurrido el sueño,
se volvieron pájaros y caracoles.

Esta mañana desperté con el viento huracanado del Cajón del Maipo.
Las hortensias tenían el mismo color que los ojos de los muertos.
Las hortensias me miran con odio.
Mandaré al jardinero a cortarlas.

 

Marcos Leiva (Puerto Varas, 1990). Profesor de Lenguaje y Comunicación de la Universidad Austral de Chile. Participante del taller del poeta Clemente Riedemann entre los años 2007 y 2008. Ha participado en los encuentros literarios: Riesgo País, Sur Itinerante, Arcoíris de Poesía y Descentralización Poética. Ha ganado premios tales como: el Primer Lugar en Poesía Categoría Joven (14-17 años) del Premio Roberto Bolaño (2008); Primer Lugar del Concurso de Poesía Mi Casa organizado por SOCOVESA (2008); Primer Lugar en el Concurso de Creación Literaria Balmaceda Arte Joven (2008), que significó la publicación de su poemario FRAGMENTACIÓN, y otros concursos a nivel provincial y regional. Fue editor de la revista FARO (Literatura de la X Región, 2009). Dictó un taller de escritura creativa en la Penitenciaría Las Gaviotas, proyecto que acercó la poesía a los jóvenes infractores de ley. En el año 2012 es publicado en el libro Obra Viva, texto que recopila a poetas residentes y nacidos en la ciudad de Valdivia. Actualmente se encuentra en proceso de edición su obra Deshuesadero (Compilación poética 2008-2014), a cargo de La Liga de la Justicia Ediciones. Es integrante del Colectivo Poético Orgasmar de Puerto Montt.