Markos Quisbert – Cinco poemas

AUNQUE NO FUIMOS GRANDES EN NADA

Aunque no fuimos grandes en nada supimos atraer la atención
de toda clase de gente honesta, en ropa americana, gafas de soldar
que nos hacía grata la estadía en este mundo.
No sabían más que comprar chucherías y lavarse una y otra vez las manos
no sabían más que refregar la textura cavernosa entre sus piernas
y al beber cerveza, confesar su amor por quienes usan ropa de seguridad
y gorros con orejeras.
Aunque no fuimos grandes en nada supimos atraer la atención
de hombres y mujeres con cientos de problemas para concluir la obra maestra
de sus vidas, en borradores ilegibles, páginas en blanco, trazos incompletos.
Nosotros, nos bastaba con sentirnos admirados por estos genios
con los que compartimos tardes de sexo y filosofía new age.

De Cero glamour (2011)

YO HABLO CON LO RESTANTE DE TU PERSONA

Yo hablo con lo restante de tu persona
porque no tuve un mejor amigo que me diera su mejor sonrisa
y felicito a tus padres por ser tan bellos
ante la concepción regia de mis atributos.
Escribo gota a gota como expulsando piedrecillas
escribo por que no me dejen solo en este gallinero
escribo en la tentación de raparme hasta los pelos del culo.
Amigo, sírveme un trago y ya no me diga nada,
no tengo fotografías de cuando era más anciano.
Estoy rodeado de enfermeras
que me dan la sopa en la boca y me cuentan sus miserias.
Estoy rodeado de poetas
que me dan palmadas en la espalda.
Solo sé evacuar en una sonda.
Recibo instrucciones para que mi corazón no estalle
y estropee de improviso este show que tanto amo.

De Polvos rosados (inédito)

Y POR QUÉ NO

Y por qué no, huir con un cuerpo desconocido
que nadie ha tocado en sus fantasías más oscuras.
Los ojos de los terroristas que esperan contaminar
con la fuerza de su mirada la imagen de un cuerpo
……………………………a punto de deshacerse
Un hombre que se extravía en sus cavilaciones antes de ingresar
a un prostíbulo en oferta
su cuerpo se ha quemado en la luz de unos ojos cuya intensidad preocupa
…………………………………………………………………a los vecinos
Gente real que desaparece en medio de una escena porno
Gente real que se somete a las más terribles vejaciones con todo gusto
Inmigrantes hacinados en camas llenos de alegría
con un cuerpo lleno de arrugas que se disfruta como un pan añejo

 

De Polvos rosados (inédito)

A VECES SOLO A VECES DEJA DE RONDAR

Un criminal, ¡sí!, satisface a un montón de desconocidos
con su cuerpo velludo como una máquina sucia
eficaz y dolorosa. A veces los vemos contar fajos de dinero
y silbar en la esquina poblacional.
Acuden a él como enfermos tras una solución instantánea
a un padecimiento crónico.
Ese moreno, que restriega su corazón entre sus piernas
es el único que entiende el lado animal de sus vecinos.

 

De Polvos rosados (inédito)

 

NEW LOOK: REFLEXIONES EN UNA PELUQUERÍA

I

Un sujeto recicla mendigos
les lava los pies, les da una nueva imagen
y los devuelve a los sitios en donde los halló

II

Un anciano de Vancouver se inyecta heroína
Es feliz con tan solo un pinchazo en su
……………………………….muslo izquierdo.
Una señora que maldice el día en que nació
es su mejor compañía para drogarse bajo las estrellas.

 

De Polvos rosados (inédito)

 

Markos Quisbert (Arica, 1981). Licenciado en Lenguaje y comunicación. Ha participado en los festivales de poesía: Poquita Fe: Encuentro de poesía latinoamericana actual (Santiago, 2006 y 2008); Encuentro de poesía Colectiva 07 (Arequipa, 2007) y Congreso de poesía “Chile mira a sus poetas”, organizado por la Pontificia Universidad Católica de Chile (Santiago, 2009, entre otros. Publicó el libro Cero glamour (La Liga de la Justicia, 2011). Ha sido beneficiado por la Beca de Creación Literaria del Fondo del Libro y la Lectura de Chile los años 2003, 2007. 2011 y 2016.